Alegatos en La Haya: Caos en la delegación boliviana a una semana de la recta final

De cara a la aproximación de la fecha para que el juicio entre Bolivia y Chile entre en su recta final, con las audiencias orales del 19 al 28 de marzo en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya por la demanda marítima boliviana, las tensiones han comenzado a hacer mecha entre la delegación interna del equipo del país andino.

Por Irene Ayuso

 

La CIJ ha cedido 30 espacios para cada país, Bolivia y Chile. De esa cantidad, en el caso boliviano,  la mitad está conformada por el equipo técnico jurídico y la otra, por decisión del  Morales, la comitiva, estará encabezada por el mandatario, -quien estará en La Haya desde el sábado 17 en tareas de coordinación,según afirma el canciller Fernando Huanacuni-, estará integrada  por ex autoridades, gobernadores, académicos y dirigentes sociales.

En ese sentido iría acompañado por los ex mandatarios Guido Vildoso (1982),  y Jorge Quiroga (2000-2003), además de los ex cancilleres Gustavo Fernández, Javier Murillo de la Rocha y David Choquehuanca. El grupo estará también integrado por el el gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS); la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño; el presidente del Senado, José Alberto Gonzáles; y cuatro representantes de los movimientos sociales, campesinos e indígenas de Bolivia. Asimismo, fue invitado el líder de la oposición, el gobernador del departamento de Santa Cruz Rubén Costas, jefe del Movimiento Demócrata Social.

"Lo importante es llevar una delegación que demuestre a Chile, a los jueces y al mundo entero, que Bolivia está unida en torno a una sola causa, sin importar las diferencias ideológicas", señaló el vicepresidente Álvaro García Linera. Sin embargo,el 6 de marzo, el ex presidente Paz Zamora (1989-1993) descartó su asistencia y alegó una politización del tema por parte del presidente Evo Morales. "El presidente divide y nos muestra o queremos mar o queremos democracia y esta división no debemos fomentarla", dijo Zamora según sostiene el diario boliviano La Razón.

Por otro lado,  y a una semana para el comienzo de la etapa final del proceso, el ex presidente de Bolivia Jorge Quiroga y el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, confirmaron que asistirán a La Haya para acompañar los alegatos orales, invitados por el presidente, pero advirtieron que lo hacen porque el mar es una política de Estado y no por Evo Morales.

Quiroga remarcó: "el mar es de Bolivia, no es de Evo Morales", y advirtió que no se debe permitir que Chile utilice cualquier fisura interna para criticar sobre el tema del mar.

En la misma línea, el Gobernador del departamento de Santa Cruz confirmó, a través de  Twitter, su presencia en La Haya. "El mar es una cuestión de Estado. Quiero dejarlo claro: voy a #LaHaya a apoyar a Bolivia, no a apoyar a Evo Morales", escribió Costas.

En este colofón de los alegatos orales finales, donde Bolivia y Chile  se verán las caras de nuevo, es notoria la tensión entre el mandatario  boliviano y los líderes opositores y es que en sectores del oficialismo le exigen a Evo elegir entre hacer política y la responsabilidad de portavoz de la causa marítima.

Contraparte chilena

Aunque hay que destacar que desde la contraparte chilena,  los ánimos también están caldeados desde que el ex candidato  presidencial y actual senador Alejandro Guillier dijo en una entrevista en CNN Chile que él se abre a evaluar entregar acceso a Bolivia al mar con compensaciones de por medio.  En ese sentido, reconoció que la propuesta de “territorio por territorio” ya fue planteada en diferentes momentos de la historia y a su criterio es una alternativa en la que su país no se vería perjudicado, lo que desató la furia de otros políticos, desde senadores, hasta ex embajadores y el mismo ex presidente Ricardo Lagos.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo