Caso Bombas II: primer condenado por "terrorismo" en este siglo en Chile recibe 23 años de cárcel efectiva

Se trata de Juan Flores, el único condenado por la postura de una bomba en un basurero del Subcentro de la estación Escuela Militar del Metro.

Por Jaime Liencura

Juan Flores Riquelme se convirtió en el primer condenado por una acción terrorista en Chile en este siglo. En ese histórico escenario judicial quedó luego que el Sexto Tribunal Oral en lo Penal de Santiago lo declarara culpable por poner una bomba en el Subcentro de la estación de Metro Escuela Militar el 8 de septiembre de 2014, caso conocido como Bombas II.

La condena que recibió Flores -quien no asistió a la audiencia- llega a los 23 años de cárcel efectiva por el delito de tenencia, colocación y activación de artefactos explosivos en el atentado en el que se registró 29 víctimas.

Esa cantidad de años se explicó al recibir dos condenas: una pena de 8 años de cárcel por el delito de posesión o tenencia de bomba, además de seis delitos de lesiones menos graves y uno por daños.

Los 15 años restantes se dictaron específicamente por el delito de colocación de artefacto explosivo de carácter terrorista.

Con este pronunciamiento, se convierte en el primero condenado por un delito en esa calidad desde 1991, cuando el asesinato del senador Jaime Guzmán recibió la calificación de "terrorista".

Reacciones

Fue el fiscal Metropolitano Sur, Raúl Guzmán, quien encabezó el trabajo de alegatos contra Flores. Para él, el pronunciamiento de la corte le deja un sabor amargo.

"Estos son hechos graves, las penas que se impusieron al condenado también fueron altas. Sin embargo, estimamos que dada la gravedad de los hechos y la existencia de 29 víctimas, sin duda, la expectativa de pena era mayor. Estábamos solicitando la pena de 40 años", declaró al salir de tribunales.

"La pena es excesiva" dijo por su parte el abogado defensor del condenado, Jorge Moraga.

Ello pues no sólo se determinó la prisión para Flores, sino que también se dictó la obligación de indemnizar a tres personas que resultaron con lesiones tras la explosión de la bomba. De esta manera, deberá pagar $2,5 millones a Luis Vega, $2 millones a José Luis Bórquez y la misma cantidad a Ramón Montes. No obstante, Marta Hernández, quien sufrió la amputación de un dedo no pudo recibir ninguna compensación al decidir no sumarse a la parte querellante del proceso.

En cualquier caso el defensor Moraga agregó que “es inminente la presentación de un recurso de nulidad”. Para ello, el tribunal ofreció un plazo de 10 días.

Otros procesados

Cabe mencionar que la causa tardó tres años en dar con un pronunciamiento final. De hecho, fue en diciembre en que el Tribunal declaró la culpabilidad de Flores, en una audiencia que además absolvió a los otros involucrados en las acusaciones: Nataly Casanova y Enrique Guzmán.

En esa oportunidad, ambos recuperaron la libertad tras estar desde 2014 tras las rejas, decisión que el Tribunal justificó amparándose en la Ley Antiterrorista bajo la cual se investigó la causa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo