¿En qué consiste la pena de muerte por gas nitrógeno que Oklahoma es el primer estado en implantar?

Tras un intento durante meses por tratar de conseguir los componentes necesarios para las inyecciones letales, el estado de Oklahoma ha anunciado que será el primero en Estados Unidos en hacer uso de la asfixia por nitrógeno para ejecutar a los condenados a muerte.

Por Agencias

Después de intentar infructuosamente durante meses obtener drogas inyectables letales, funcionarios de Oklahoma dijeron el miércoles que planean usar nitrógeno gaseoso para ejecutar a los reclusos una vez que el estado reanude el uso de la pena de muerte, convirtiéndose en  la primera vez que un estado estadounidense usaría el gas para llevar a cabo la pena capital.

Se trata de un método que nunca se ha usado en los EEUU pero que algunos estados ya han aprobado en medio de dificultades con las inyecciones letales. El nitrógeno es un gas inodoro e insípido que constituye alrededor del 78 por ciento del aire que respiran los humanos, y  uno de varios gases inertes que pueden causar hipoxia, una deficiencia de oxígeno que causa la muerte.

La inhalación del nitrógeno, aunque todavía falta desarrollar el protocolo, sería mediante máscara y generaría la muerte por falta de oxígeno (hipoxia). "Las personas expuestas a grandes cantidades de gas experimentan fatiga,mareos, quizá dolor de cabeza, pérdida de la respiración y de la consciencia… en pocos minutos se producela muerte", explicó el fiscal.

 

En los últimos años, Oklahoma, el estado con la mayor tasa de ejecuciones per cápita de EEUU,  y otros estados han luchado para obtener los medicamentos necesarios para las inyecciones letales, el método de ejecución más común, pero que se ha enfrentado cada vez más al escrutinio.

En 2015, un tribunal estatal suspendió las ejecuciones en Oklahoma,  después de una serie de ejecuciones fallidas, incluida una en la que un recluso convulsionó durante 43 minutos antes de morir y otra en la que se administró el medicamento equivocado.

Como los reclusos y grupos opuestos a la pena de muerte han acudido a los tribunales para impugnar la inyección letal con el argumento de que se trata de un castigo cruel e inusual, los fabricantes de algunas de las drogas se han negado a hacer negocios con los estados.

En 2015, los legisladores de Oklahoma elaboraron un plan de contingencia en caso de que la inyección letal fuera inconstitucional o los medicamentos dejaran de estar disponibles. Aprobaron una ley que permite al estado ejecutar a las personas mediante la hipoxia de nitrógeno, en la que una persona se ve privada de oxígeno cuando se inhala el nitrógeno.

Varios expertos en la pena de muerte dijeron que el uso del gas nitrógeno en sujetos poco dispuestos es completamente experimental y no probado.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo