¿Vuelve la Guerra Fría? La respuesta occidental en bloque y los ácidos tweets de la embajada de Rusia en Reino Unido

Estados Unidos, Francia y Alemania empatizaron con Inglaterra y responsabilizaron al país liderado por Putin del envenenamiento del ex espía ruso

Por Agencias

Los líderes de Estados Unidos, Francia y Alemania se unieron el jueves a Gran Bretaña para culpar a Rusia por envenenar a un ex espía con un poderoso veneno, calificando el ataque como "el primer uso ofensivo de una neurotoxina en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”.

En una inusual declaración conjunta, el presidente estadounidense Donald Trump, el mandatario francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel y la primera ministra británica Theresa May dijeron que "no hay una explicación alternativa plausible" para la responsabilidad rusa.

Por su parte, Rusia declaró que “sin duda” expulsará a diplomáticos británicos en represalia por la expulsión de 23 rusos de Gran Bretaña, señaló el canciller de Putin, Serguei Lavrov, el jueves.

En declaraciones reproducidas por la agencia Novosti, Lavrov expuso que se tomará la medida “próximamente”, pero que Moscú informará a Londres a través de los canales oficiales antes de hacer el anuncio público.

El miércoles, la primera ministra británica expulsó a 23 diplomáticos rusos, interrumpió los contactos de alto nivel y prometió tomar medidas tanto abiertas como clandestinas.

Tweets incendiarios

Como si decidieran apagar el fuego con bencina, la embajada de Rusia en Reino Unido ha decidido responder a las acusaciones de intento de asesinato con una serie de irreverentes tweets que se alejan de la línea diplomática que ha utilizado el gobierno de May.

"La temperatura de las relaciones de 🇷🇺 🇬🇧 desciende a -23º, pero no tenemos miedo del clima frío", escribieron el miércoles en la cuenta de Twitter de la Embajada de Rusia, junto con una imagen de un termómetro que marca la temperatura señalada.

Anteriormente realizaron una serie de mensajes, menos provocadores que el que muestra un termómetro, donde explicaban que todas las acusaciones constituían una provocación, descartaban la responsabilidad de Rusia en el ataque y que el incidente parece ser otro intento torcido por las autoridades británicas de desacreditar a Rusia", junto a una imagen que tiene escrito "¿noticias falsas?".

Antes que las relaciones bilaterales se rompieran definitivamente, la embajada satirizó con los titulares de los medios británicos que calificaban a Skirpal como ex espía ruso, ya que fue un doble agente que colaboró con Reino Unido.

"¿El código de marcación de Rusia 007 hace de James Bond un "espía ruso"? 🕵️♂️", escribieron.

Sin embargo, esta estrategia no es nueva ya que la embajada rusa en Londres ha hecho uso de este tipo de lenguaje con toques sarcásticos para discutir con los medios británicos que cubren noticias sobre Rusia o simplemente para hacer reír.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo