El jurista español Remiro Brótons golpea la mesa y dice que Chile tiene que cumplir sus promesas

“Chile no puede liberarse de manera unilateral de sus acuerdos y sus promesas” señaló Antonio Remiro Brótons.

Por Irene Ayuso

Chile confirmó que dar fin al problema de Bolivia era prioritario", dijo Payavan Akhavan, miembro del equipo jurídico boliviano durante su participación en el inicio de la fase de presentación de alegatos orales. Mientras que Monique Chemillier-Gendrau dijo que "estar privado de litoral, significa para este país, someterse a daños económicos catastróficos".

En el turno del jurista español Remiro Brótons, ideólogo de la demanda marítima, comenzó su intervención con las barreras que han existido para negociar, primeramente citando problemas de traducción que se hace de los acuerdos:  “El hecho de que la traducción sea fiel, no implica que esta tenga que ser literal y por su parte esta Chile simplemente crea falsos problemas de traducción que apuntan más a obscurecer las aguas que a clarificar la cuestión” señala Antonio Remiro Brótons-

“El derecho general y el derecho internacional tienen más sentido común que limitarse al hiperformalismo chileno, se supone que una parte es de buena fe cuando un representante hace una declaración o firma un acuerdo” señala

"En el 2011 Bolivia se vio obligada a reclamar en la corte las promesas chilenas porque ese país se negó a toda negociación"

“Una agenda sin exclusiones se afirma y se inspira por la idea de progresar”. “Bolivia también ha contribuido con unas serie de manifestaciones para iniciar con Chile una serie de negociaciones”,

Así que el punto que hace mención al acceso soberano al mar se refiere a que existe otro problemas para Bolivia y que no solo se limita a libre tránsito portuario”.

"Cuando los representantes de estados se sientan a negociar, lo primero que se realiza es la firma de un acta que indica que se sentaron a negociar por obligación, una obligación política siempre debe tener la responsabilidad de respetar dicha obligación".

“La estabilidad de las relaciones internacionales, todavía más cuando se trata de una situación de vecindad inevitable, depende del respeto de las obligaciones asumidas por los estados y las negociaciones hasta que se llegue a una acuerdo definitivo”. Chile no puede liberarse de manera unilateral de sus acuerdos y sus promesas”.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo