La fortuna de Trump ha bajado en 400 millones de dólares desde que asumió la presidencia

El decrecimiento se debería a la promesa de Trump de no invertir en el extranjero y que la fortuna tiene nuevos administradores

Por Fresia Ramírez

La primera visión de la pérdida de fortuna del presidente republicano, Donald Trump, la dio la revista Forbes, tras anunciar la lista de multimillonarios. El mandatario ha mostrado una baja demasiado apresurada en la nómina, bajando más de 200 puestos y ubicándose ahora en el número 766, junto a 20 millonarios más.

Forbes estima su fortuna en 3.100 millones, cuatrocientos millones menos que cuando comenzó su presidencia en 2017.

"Menos rico"

A pesar de la brutal caída, Donald Trump sigue siendo el estadounidense con mayor patrimonio en la historia de ese país. La revista experta especula que la reducción de la fortuna de Donald Trump se debe a la disminución de los valores inmobiliarios de Manhattan, así como a los menores ingresos en varias propiedades de golf de Trump.

La mitad de las riquezas del imperio Trump vienen de los centros inmobiliarios alojados en Nueva York. Las famosas torres con su nombre han decaído agresivamente en ganancias, tanto así que se ha estudiado cambiar el nombre por la posible mala fama que podrían acarrear.

La principal de las torres, el icónico rascacielos que se empina en Nueva York, ha tenido una baja de 41 millones de dólares porque la expansión del comercio online ha rebajado el precio de los alquileres comerciales en la Quinta Avenida.

La familia Trump

Pero otro de los factores que hacen que Trump sea "menos rico" son los nuevos administradores de la fortuna. Desde que asumió la presidencia él no puede hacerse cargo de los negocios familiares, así que quienes asumieron este rol fueron sus hijos: Donald Jr. y Eric.

Ambos se han hecho conocidos por distintas polémicas, pero sin duda cada uno tiene un colmo favorito. Donald Jr. es vicepresidente de la Fundación Trump y publicó hace meses en Twitter una desafortunada declaración comparando a los refugiados sirios con caramelos envenenados.

Eric Trump también ocupa el puesto de vicepresidente en la fundación de su padre y según The Washington Post el año pasado habría gastado casi 100 mil dólares de los contribuyentes en una visita de negocios.

Un mes antes de asumir la presidencia, Trump anunciaba a la ciudadanía la decisión a través de Twitter. "Dos de mis hijos, Don y Eric, además de ejecutivos, manejarán mis negocios. No habrá nuevos acuerdos durante mi gestión", afirmó.

El cierre de puertas a nuevos acuerdos podría ser otro factor, junto a su cierre internacional. En ánimo proteccionista, prometió durante su campaña no realizar más inversiones de capital en el extranjero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo