Se acabó el misterio: ex ministro Campos confirma que se negó a firmar decreto que cerraba Punta Peuco y critica a Bachelet

Tras días de trascendidos, el otrora secretario de Estado reveló todo en un video dirigido a la comunidad masónica.

Por Christian Monzón

El ex ministro de Justicia Jaime Campos reconoció finalmente que se negó a firmar el decreto que cerraba Punta Peuco, con el cual el penal ya no sería el destinatario de violadores de derechos humanos.

En un video dirigido a la comunidad masónica, y que fue dado a conocer por La Tercera, aclaró que hasta el viernes 9 de marzo nadie se había referido a él sobre el futuro del polémico recinto.

"Sin embargo, y de una manera a mi modo de ver extraña, el sábado 10 en la noche y el domingo 11 en la mañana, a horas de la transmisión de mando, me plantearon la necesidad de ejecutar un acto administrativo que no implicaba el cierre de Punta Peuco, como algunos lo indican, pero que objetivamente se refería a él", expresó.

Al recibir dicho requerimiento, Campos respondió que "ese acto jurídicamente era ineficaz, que no iba a producir efecto material alguno, y que me parecía sólo una maniobra política-comunicacional, efectista y que, por cierto, yo para ello no me prestaba".

"Además, les indiqué que del punto de vista jurídico la proposición que me estaban haciendo adolecía de errores que lo podían transformar en un documento además ilegal, puesto que todo el procedimiento de su génesis no corresponde a lo que nuestro ordenamiento jurídico contiene sobre este punto", agregó. De igual manera, señaló que consideraba que al firmar el decreto, lo que haría sería "empañar" el cambio de mando.

El otrora ministro indicó que en reiteradas ocasiones planteó el tema del futuro de Punta Peuco a la Presidenta Michelle Bachelet, pero que nunca recibió alguna respuesta.

"La última vez que conversé esta situación con Su Excelencia fue en el mes de enero del presente año, ocasión en que le indiqué que los plazos para implementar cualquier medida que quisiésemos adoptar se nos estaban acortando o estaban terminando, puesto que estábamos en una posición muy próxima a concluir el mandato presidencial", aseveró.

"Quienes debían adoptar las medidas políticas pertinentes, en el momento oportuno no lo hicieron. Y de ahí es que no podía aceptar, a la hora undécima, tratar de ejecutar un acto a sabiendas de que era ilegal y a sabiendas que sólo tenía un propósito comunicacional y que empañaría groseramente lo que era el proceso de transmisión de mando", remató Campos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo