Alegatos de Bolivia en La Haya desatan la furia del equipo jurídico de Chile: Canciller calificó argumentos de "inaceptables"

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, negó que Chile sea un país que no cumple acuerdos. Para el agente Claudio Grossman, los abogados de Bolivia mezclaron "peras con manzanas".

Por Jaime Liencura

Se enojaron. Los miembros del equipo jurídico chileno no aguantaron la exposición de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y no dudaron un segundo en decir que lo expuesto por los cuatro abogados que defienden a ese país andino tenían una visión sesgada de la historia.

Así al menos lo expuso el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, quien a la salida de la jornada de alegatos indicó que "me parece inaceptable que Bolivia intente construir la imagen de que Chile es un país que no cumple sus acuerdos internacionales".

Esto en referencia a las exposiciones específicamente de Amy Sander y Mathias Forteau, quienes puntualizaron que Chile ha hecho promesas a lo largo de la historia a través de presidentes y mandatarios, pero que no las ha cumplido.

"Chile es un país ampliamente integrado al mundo, con excelentes relaciones, que siempre cumple sus compromisos y hace respetar los tratados vigentes", sostuvo el canciller como respuesta a las palabras de los abogados que representan a Bolivia.

Otras autoridades también se molestaron

Por su parte, el agente Claudio Grossman indicó que hubo una presentación errónea de las conversaciones que ha tenido Chile con Bolivia, sobre todo en lo expuesto por Sander al hacer mención a supuestos tratados en la OEA.

"Me sorprendió lo poco riguroso del análisis jurídico. Ustedes vieron como se lanzaban cifras, yo estaba tratando de anotarlos, pero no pude de lo tan rápido que es", dijo el canciller.

Agregó que la jugada de los abogados “era una suma de peras y manzanas: una de era de carácter político, otra hablaba de negociaciones".

En ese sentido recalcó que en las exposiciones bolivianas se hizo mención incluso a un plebiscito que, a juicio de los defensores de Chile, "no existió".

"Chile está en una corte de derecho, no estamos en presencia de una corte de carácter histórico o de un tribunal de conciliación. Chile estará aquí para la aplicación del derecho jurídico", sentenció el agente Grossman.

Figura de Pinochet

Otro que también se vio visiblemente enojado fue el ex canciller Heraldo Muñoz. Entrevistado por 24 Horas, señaló que entre las cosas que más le molestaron fue que "que hablaran del presidente (Augusto) Pinochet y que se refieran al general (Hugo) Banzer, es una falta de respeto para las personas que sufrieron las penas de las violaciones a los Derechos Humanos".

Las críticas de Muñoz apuntaban al "abrazo de Charaña" de 1975 cuando ambos dictadores iniciaron conversaciones por un canje de "mar por tierra". Para él, que se pusiera a Pinochet en el cargo de "Presidente" y no de "general" o "dictador" tiene una implicancia legal: según el derecho internacional, los ofrecimientos unilaterales hechos por presidentes, primeros ministros o cualquier otra autoridad legítima de un país genera una obligación. En ese sentido, usar esa figura podría ser acogida como los jueces para cuadrarse con la demanda boliviana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo