Alegatos en La Haya: Abogado de Bolivia ahora acusa a Chile de tener una "imaginación que no tiene límites"

Mathias Forteau al inicio de su alegato:"Chile no puede poner fin unilateralmente a esos compromisos y a esa obligación. Intenta hacerles creer que la obligación de negociar hubiera desaparecido".

Por Irene Ayuso

Chile dice en su dúplica que Bolivia renunció tácitamente a su aspiración marítima, revela Mathias Forteau, jurista francés.

Chile está "en problemas" ya que Bolivia ha sido constante en su petición, añade.

Forteau señala que Chile dice en su dúplica que Bolivia no volvió a citar su aspiración marítima hasta 2013. El abogado cita una extensa lista de las veces que Bolivia, por más de 30 años, ha estado insistiendo en que se inicie una negociación. "Queda claro que Bolivia nunca ha renunciado".

En octubre de 1979, Bolivia nos recordó que desde 1895 Chile ofreció a Bolivia un acceso al mar en varias ocasiones”

"No cabe la menor duda de qué Chile se ha comprometido a negociar la salida soberana al mar, Chile está consciente de dicha obligación y en sus escrituras ha sentido la necesidad de escribir una lógica alterna".

Forteau aseguró ante la Corte Internacional de Justicia que Bolivia insta al respeto de sus promesas a Chile y en particular al acuerdo de 1950: En su carta de 1950, Chile reconoce que ingresará en conversaciones formales para negociar un acceso soberano al mar para Bolivia”

En 1999, reiterando en esta ocasión que en por lo menos 10 oportunidades realizamos negociaciones en base a la salida soberana al mar. Esto comprueba la existencia de un pendiente y que requiere una solución definitiva"

"La imaginación de los consejeros de Chile claramente no tiene límites".  Forteau dice que Chile "ignora sus propias declaraciones oficiales" en su dúplica e incluso presenta documentos que contradicen su propia tesis.

Pretender que este último tratado pondría fin a los anteriores no desemboca en nada ya que el más reciente tendría que ser acatado".

"Cito al Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile: 'no podemos dar a una nación ni a las Américas la impresión de que no estamos dispuestos a cumplir en la práctica lo que de manera pública hemos prometido".

"Al contrario de lo que pretende Chile, no existe ninguna contradicción entre la declaración de Charaña y la de 1950, ni entre esas y las anteriores".  Por supuesto que las negociaciones fueron evolucionando pero eso no elimina la obligación de negociar", dice el abogado Forteau.

“Como Chile también reconoció en diciembre de 1975, el objeto de las negociaciones es llegar a una solución definitiva a la mediterraneidad de Bolivia”

"Al contrario de lo que afirma Chile en función de qué Bolivia no hizo solicitudes sobre el mar desde 1990, falso, el compromiso de negociar realizó Bolivia en 1992 y 1993 ante la OEA".

“Chile olvida recordar que, tras la decisión de Chile de 1987, la OEA declaró la interrupción y no el cese y ha hecho un llamamiento a las partes a retomar sus negociaciones”, Mathias Forteau.

“Chile tampoco niega que la agenda de los 13 puntos contenga un punto relacionado a la demanda marítima”.

Chile no está en su derecho a poder repudiar unilateralmente sus compromisos y promesas, y no puede aprovechar este repudio en beneficio propio”.

Mathias Forteau: A lo largo de un siglo Bolivia ha sido constante con su reclamo por conseguir una salida al mar, y Chile a lo largo de un siglo ha establecido compromisos para hallar una solución a este tema.

Chile intenta en sus escritos aprovechar este primer obstáculo de su promesa de negociar afirmando que después de 1987 no se había vuelto a tratar las negociaciones respecto al acceso soberano al mar, esta afirmación carece de todo fundamento

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo