Alegatos en La Haya: La provocación en el alegato boliviano: ¿Solo eran caprichos de Chile?

El abogado iraní, Payam Akhavam toma la palabra ante la CIJ y argumenta sobre el carácter vinculante que obliga a Chile a negociar con Bolivia

Por Irene Ayuso

Payam Akhavan señala que las declaraciones unilaterales pueden generar efectos vinculantes y así lo han demostrado numerosos casos en el derecho internacional.

Chile no habría ejercido compromisos ni plantearía negociaciones sobre el mar si es que todo se hubiera resuelto con el Tratado de 1904, como afirman ellos, dice Akhavan.

"¿No es este el lenguaje de un compromiso vinculante?", dice Ahkavan al mencionar citar textualmente los compromisos de presidentes chilenos para solucionar el diferendo marítimo boliviano, "no es acaso esto una promesa", añade. "¿Solo eran caprichos diplomáticos como dice Chile?"

“El jefe de Estado de Chile estaba declarando ante la Liga de las Naciones, en términos totalmente claros, que Bolivia volvería a estar conectada con el mar una vez que se hubiera resuelto la situación de Tacna y Arica ” señala Payan Akhavan.

El abogado cita como jurisprudencia el caso de las pruebas nucleares en las que se usaron como pruebas declaraciones oficiales de autoridades de Francia como prueba.

En 1974, la Corte Internacional de Justicia se refirió a los actos unilaterales de los Estados en el asunto sobre los ensayos nucleares de Francia en el Pacífico. Nueva Zelanda y Australia protestaron tras encontrar niveles de radioactividad en sus territorios.

Ahkavan recordó que la CIJ ya usó en el pasado la declaración unilateral de una autoridad oficial como prueba de que se generan efectos jurídicos, citando el caso de la ejecución de ejercicios nucleares en Mururoa.

Los argumentos de Chile ignoran sus propias declaraciones oficiales en organizaciones internacionales, ya sea ante la liga de Naciones o la OEA, que declararon el acceso soberano de Bolivia al mar como una cuestión de interés permanente hemisférico.

Payam Akhavan, abogado internacional del equipo jurídico boliviano, citando a Arturo Alessandri en 1923: "Bolivia siempre encontrará a Chile para negociar una salida al mar con un puerto propio".

"Desde el principio de la Guerra del Pacífico, Chile incluyó que a cambio del departamento del litoral, Bolivia seguirá teniendo acceso al mar, concretamente desde Tacna o Arica".

Payam Akhavan al finalizar su exposición: "Independiente de las circunstancias de los hechos, no puede haber ninguna duda en cuanto al resultado final, a través de su comportamiento constante durante más de un siglo, Chile ha asumido la obligación de negociar con Bolivia un acceso soberano al Océano Pacífico".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo