La historia según Bolivia: "Chile ofreció mar a Bolivia en 15 oportunidades"

El equipo jurídico boliviano inicia la segunda jornada de los alegatos orales en La Haya y cerrará así la primera parte de su exposición antes de dar paso a Chile.

Por Irene Ayuso

 

El jurista español Antonio Remiro Brotóns da inicio al segundo día de exposición de alegatos del equipo jurídico de Bolivia en La Haya

“Esta mañana, Bolivia tiene la intención de entrar en los detalles de las distintas fuentes de la obligación que incumbe a Chile y demostrarles que esa obligación perdura y que debe cumplirse” señala Antonio Remiro Brótons.

De esta manera en su exposición se dedicó a señalar los pactos y promesas en la idea de que  “Chile siempre ha tenido una línea coherente respecto al objetivo de llevar a Bolivia a las costas del Pacífico".

En este sentido, Brotóns nombra al ministro chileno Emilio Bello que fue encargado de suscribir en 1920, a nombre de su Gobierno, el Acta Protocolizada de ese año expresando la voluntad de su país de otorgar a Bolivia una salida propia al Mar, en los siguientes términos: “IV … Chile está dispuesto a procurar que Bolivia adquiera una salida propia al mar, cediéndole una parte importante de esa zona al norte de Arica y de la línea del ferrocarril que se halla dentro de los territorios sometidos al plebiscito estipulado en el Tratado de Ancón…” (Acta Protocolizada de 10 de enero de 1920).

También recordó que el 30 de noviembre de 1926, el Gobierno de los Estados Unidos, por intermedio del Secretario de Estado, Frank B. Kellogg, quien mediaba en el diferendo peruano-chileno respecto a Tacna y Arica, envió un memorándum a los Gobiernos de Chile y Perú proponiendo: “ceder a la República de Bolivia a perpetuidad, todo derecho, título e intereses que ellas tengan en las provincias de Tacna y Arica” . El 4 de diciembre del mismo año su Canciller, Jorge Matte, presentó un memorándum al Secretario de Estado Kellogg, manifestando su disposición de conceder una faja de territorio y un puerto a Bolivia una vez que la posesión definitiva de Tacna y Arica fuera definida. Asimismo expresó que el Gobierno de Chile honraría sus declaraciones previas.

El jurista español habla sobre la nota intercambiadas en 1950 entre ambos países, que según él : "No cabe la menor duda que las notas intercambiadas constituyen un tratado"

El abogado del equipo boliviano después pasó a mencionar el acuerdo de junio de 1950, que fue el resultado de una gestión diplomática iniciada por Bolivia en 1946. Con motivo de la transmisión del mando presidencial en Chile, el nuevo mandatario, Gabriel González Videla, manifestó al Canciller boliviano Aniceto Solares y al Embajador Alberto Ostria Gutiérrez su aceptación para iniciar negociaciones con miras a otorgar a Bolivia un acceso soberano al Océano Pacífico.

"Pinochet reconoce que Chile a través de un proceso de negociación sería costa a marítima a Bolivia", Antonio Remiro Brotons
En 1946, Chile expresó su voluntad de solucionar el problema de mediterráneidad de Bolivia”, y añade que no se puede aceptar la tesis chilena que resta valor a las notas diplomáticas, ya que se trata de negociaciones formales establecidas entre representantes oficiales de dos gobiernos, en este caso el de Bolivia y Chile".

Antonio Remiro Brótons: “Se espera solución de mediterraneidad muy aparte del Tratado de 1904 y buscar una salida soberana al mar, lograr resultados, acuerdos diplomáticos y hacer que el pasado no convierta al futuro en rehén”.

En un arranque poético también dijo  "Cuando hay un candado, significa que hay una puerta que en algún momento puede abrirse", dice Brotóns para reflejar la situación del diferendo

Después de 40 minutos de receso por problemas técnicos con los micrófonos,  Brotón siguió enumerando  uno a uno los compromisos de Chile para negociar salida al mar

“Al aplicar la regla general de interpretación, la única conclusión posible es que Chile se comprometió jurídicamente a negociar con Bolivia sobre el accesos soberano al mar” señala Antonio Remiro Brótons, miembro del equipo jurídico de Bolivia

"La cuestión que se plantea es de saber por qué Chile desearía formalizar en términos tan precisos la intención de negociar si no tuviera la intención de comprometerse jurídicamente con Bolivia".

Ahora Brotóns hace referencia a las negociaciones de Charaña, cuando Chile hizo una propuesta formal de entrega de un corredor soberano con salida al Pacífico para Bolivia (1975).

Si aceptamos lo que dice Chile, no existiría ningún acuerdo jurídico con Bolivia. No hay nada ambiguo, Chile se compromete a negociar plenamente”
“Pretender que no existe un acuerdo, solo por el hecho de que Bolivia no haya respondido la nota chile, es un artificio
“El ex Ministro Walker Larrain, aseguró que “el gobierno de Chile ha estado dispuesto a estudiar en gestiones directo con Bolivia a satisfacer las aspiraciones de un acceso al mar”,
Si aceptamos lo que dice Chile, no existiría ningún acuerdo jurídico con Bolivia. No hay nada ambiguo, Chile se compromete a negociar plenamente”
“Chile busca desvirtuar su obligación y desconocer la existencia de acuerdos para iniciar a negociar.
“El carácter jurídicamente vinculante de las notas intercambiadas en 1950, reflejan el proceso largo y minucioso de los acuerdos que luego fueron Públicos”,
“Bolivia indicó que reflejaban un acuerdo y chile que había consentido negociar con Bolivia.”
“En 1961 el memorándum entregado por el Embajador de Chile al Canciller de Bolivia, confirmó la validez y el vigor del acuerdo plasmado en el intercambio de notas de 1950.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo