Jurista francés del equipo chileno asegura que abogado líder de la causa boliviana "sufre de alucinaciones"

Ahora interviene el integrante del equipo jurídico chileno, el abogado francés, Jean - Marc Thouvenin.

Por Irene Ayuso

 

El abogado francés comienza atacando a los abogados del equipo boliviano, a quienes acusa de plantear "ilusiones" a través de la oralidad. "La Corte se da cuenta de eso", señala Thouvenin. "La tesis de Bolivia no dispone de la menor materialidad jurídica", enfatiza.

Thouvenin asegura que si lo que Bolivia dice es correcto "cualquier Estado" demandaría a otro.

El abogado francés asume que la Corte se sintió "frustrada" al escuchar los argumentos bolivianos sobre la jurisprudencia.

Thouvenin señala que la "La frustración de uno no hace nacer la obligación de otro. Chile no ha dado la espalda a los problemas de Bolivia"

El tercer expositor de Chile trata de desmontar la tesis boliviana de la obligación que generan las negociaciones entre países. En ese sentido, asegura que el profesor Remiro Brotons (abogado de la parte boliviana) sufre de "alucinaciones" al hablar de las obligaciones que generan las negociaciones. Brotóns y el abogado iraní hacen una caricatura de la posición chilena, añade.

El abogado francés dice que cualquier acuerdo solo es efectivo si existe "voluntad mutua", el encuentro voluntades no es suficiente.

Thouvenin dice que no puede existir negociaciones sin que existan términos de la misma, lo que en ningún caso paso durante las conversaciones entre Bolivia y Chile, en el caso de un acceso soberano al mar.

El abogado francés cita declaraciones de prensa y comunicados conjuntos como ejemplo de que no generan obligaciones jurídicas de ningún tipo.

Thouvenin reitera que no hay obligación jurídica mientras no exista voluntad de las partes. "Ningún Estado estará dispuesto a hacer concesiones de manera espontánea", señala.

"¿Se han comprobado las frases que cita Bolivia?" "Bolivia pretende sustentarse en documentos propiamente internos, Bolivia hace hincapié en esto como si no pudiera respaldar en los acuerdos que dice".

Chile afirma que no se puede usar la doctrina estoppel (de actos unilaterales de los Estados) ya que este país nunca se vinculó jurídicamente a las negociaciones. "Bolivia no aporta ninguna prueba documental en este contexto", señala.

Sobre la "obligación de negociar", Thouvenin señala que se debe interpretar la misma según los términos del acuerdo aceptado y no, como pretende Bolivia, adelantar una solución definitiva.

Jean-Marc Thouvenin, asegura a la Corte que Bolivia no aporta ninguna prueba documental, porque no existen.

"El derecho internacional no puede ser una fuente para obligar a negociar en el caso que nos ocupa", dice el abogado francés y añade que el "compromiso de negociar no significa la obligación de concordar".

Thouvenin cierra su parte señalando que el "eslabón" que debe mostrar Bolivia es la prueba concreta de que Chile le ofreció acceso soberano al mar, lo que no sucedió hasta ahora.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo