La ingobernabilidad de la clase política, el detonante de la crisis en Perú

La renuncia del presidente de Perú se produce en medio de un rechazo de la ciudadanía  la clase política del país sumergida en escándalos de corrupción.

Por Agencias

A diferencia de como ocurre en otros casos donde la inestabilidad del país determina la salida de un mandatario, en Perú la situación es distinta ya que la ingobernabilidad radica más en la clase política que en la nación en sí, la que si bien no se encuentra en su mejor momento tampoco vive un colapso.

De acuerdo con la encuesta de GFK, realizada antes de los videos que sepultaron la presidencia de Pedro Pablo Kuczynski, el 49% de los encuestados señaló que deberían irse con el mandatario sus dos vicepresidentes y convocar a elecciones, según La Repúbica. Por otro lado, un 82% de los encuestados rechazó la getsión del Congreso, agrega el medio.

PPK deja de ser presidente de Perú

PPK llegó al poder en 2016 jactándose de tener sólidas credenciales empresariales que mantendrían a flote la economía de Perú mientras erradicaba la corrupción endémica. Es por esto que lo que más indignó a los votantes fue su deshonestidad, una característica que por mucho tiempo caracteriza la política peruana y que había prometido exterminar.

Para muchos peruanos los videos clandestinos, que mostraban a cercanos del mandatario negociando con congresistas para evitar su destitución, tumbaron a Kuczynski y son un duro recordatorio de la política corrupta de la era de Alberto Fujimori, cuando el antiguo jefe de espionaje Vladimiro Montesinos repartía grandes cantidades de dinero a políticos, militares y dueños de los medios de comunicación.

 

Durante meses Kuczynski negó rotundamente tener vínculos con Odebrecht, la cual está en el centro del mayor escándalo de corrupción de América Latina, a pesar de las pruebas que hablaban de negocios de su empresa con la constructora brasileña mientras era ministro de economía.

La semana pasada la situación del mandatario se agravó cuando un informe de la Unidad de Inteligencia Financiera, que reporta operaciones sospechosas, indicó que entre 2004 y 2017 Kuczynski había recibido 3,4 millones de dólares de dos consultoras que a su vez habían recibido dinero de Odebrecht.

La única institución pública con autoridad moral que queda en Perú es el cuerpo de los bomberos", dijo Oscar Mendoza, un abogado que estaba de pie frente al palacio presidencial ayer

"La única institución pública con autoridad moral que queda en Perú es el cuerpo de los bomberos", dijo Oscar Mendoza, un abogado que estaba de pie frente al palacio presidencial momentos después de que Kuczynski se despidiera de su equipo. "Todo lo demás, cuando lo tocas con el dedo, sale pus porque está totalmente corrompido por la corrupción", dijo.

Elecciones anticipadas

En los próximos días, mientras Perú se abre paso a través de una desordenada sucesión presidencial, es probable que esa indignación generalizada alimente los llamados a elecciones anticipadas en las calles, tanto para el Congreso como para la presidencia.

La oposición ya clama por nuevos comicios, pero Keiko Fujimori parece poco probable que pueda llenar el vacío. Una encuesta de Ipsos realizada este mes mostró que mientras que apenas 19% de los peruanos aprueba la presidencia de Kuczynski, solo un 14% tiene una visión favorable del Congreso, donde el partido de Keiko es mayoritario.

Por ahora sólo se sabe que el primer vicepresidente de la nación, Martín Vizcarra, asumirá la presidencia este viernes, sin embargo, cómo se verá su gobierno sigue siendo un misterio.

Investigados Odebrecht

Pero tras presentar su renuncia se unió a una larga lista de presidentes peruanos destrozados por escándalos que han minado la confianza de los votantes.

La justicia trabaja para seguir el rastro de 29 millones de dólares que Odebrecht admitió haber entregado a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014 para adjudicarse obras, lo que comprende los periodos gubernamentales de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

Humala AP

El ex mandatario Alejandro Toledo, que se habría beneficiado de 20 millones, tiene una orden de captura y un pedido de extradición que fue aprobado ayer, antes de la dimisión de PPK, por el Consejo de Ministros peruanos para ser traspasado a Estados Unidos, donde se encuentra radicado.

La fiscalía también investiga por supuestos sobornos a Alan García sobre el contrato firmado con Odebrecht para la construcción del Gasoducto Sur Peruano adjudicado en el Gobierno de su sucesor, Ollanta Humala, en 2014.

Por su parte, el ex presidente Ollanta Humala es el único ex gobernante que cumple prisión preventiva acusado junto a su esposa de recibir tres millones de dólares de Odebrecht para su campaña de 2011.

Además, el empresario brasileño Marcelo Odebrecht confirmó que su empresa financió la campaña presidencial de 2011 de la entonces candidata Keiko Fujimori, lo que ella niega.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo