Chileno se enfrenta a buque ucraniano en defensa de ballenas y pingüinos en la Antártica

El buque se encontraba en aguas protegidas pescando el crustáceo que es el principal alimento de los animales de la zona.

Por Javiera Ortiz


Activistas de Greenpeace, entre ellos un chileno, se enfrentaron al buque ucraniano More Sodruzhestva en protesta a la pesca intensiva de krill en la Antártica
. Los manifestantes escalaron la nave y encadenaron el ancla a una cápsula de supervivencia donde permanecerán dentro para que el buque ucraniano no pueda pescar.

La organización ambientalista explica que la pesca intensiva del krill en la Antártica le arrebata el alimento a las especies de la zona, como ballenas y pingüinos.

Soto Gentileza

Andrés Soto, activista chileno que participó de la intervención afirmó que “Hace meses estamos haciendo una expedición para lograr una santuario marino que proteja la Antártica. Hoy nos encontramos con barcos que capturan krill y como activistas vamos a resistir en esta cápsula sobre las aguas de la Antártica para frenar la explotación de una de las áreas más puras del planeta".

"Los barcos que pescan krill no deben ir a capturarlo en zonas donde la fauna busca este alimento para sobrevivir, tampoco deben pescar en aguas propuestas como santuarios marinos", agregó el chileno.

El krill es un crustáceo de no más de 5 centímetros que parece ser diminuto, no más grande que un dedo meñique, pero que sin embargo asegura la supervivencia de las especies en la Antártica.  La expansión de la pesca del krill está siendo impulsada por la demanda de su aceite principalmente a las industria farmacéutica, también se vende para el uso de la acuicultura y como alimento de mascotas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo