Atentos: estos son los jueces de La Haya que antes fallaron en contra de Chile

Se trata de ocho magistrados que en el litigio de nuestro país con Perú terminaron otorgando parte de mar a la nación incaica.

Por Jaime Liencura

Este miércoles terminan los alegatos tanto de Bolivia como de Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Tras este trámite, todo queda en manos de 14 magistrados estables más dos jueces ad hoc apuntados, cada uno, por los propios países litigantes. En ese sentido, es a los jueces estables a los que hay que mirar con detenimiento: algunos de ellos ya fallaron en contra de las pretensiones de Chile.

Pese a que los especialistas son enfáticos en indicar que cada causa en la CIJ es independiente de otra, cabe precisar que en este tribunal existen ocho jueces que votaron en contra de las pretensiones chilenas cuando en el diferendo marítimo con Perú.

¿Quiénes son?

El fallo informado el 27 de enero de 2014 acogía parcialmente el petitorio peruano. Con ello se quedaron con cerca de 50 mil km² del océano Pacífico, ubicado después de las 80 millas marinas del territorio chileno, que antes usaban los chilenos.

Los jueces que fallaron esa decisión y que hoy se encuentran en la CIJ son Abdulqawi Ahmed Yusuf (Somalí) -actual presidente de la CIJ- Ronny Abraham (Francia), Mohamed Bennouna (Marruecos) , Antônio A. Cançado Trindade (Brasil), Joan E. Donoghue (Eeuu) y Hisashi Owada (Japón).

Pero no es todo. Ese equipo completo falló en contra del reclamo preliminar de Chile en la demanda con Bolivia, todos indicando que la CIJ sí tenía jurisprudencia para el litigio.

Los demás

El resto de jueces permanentes son Xue Hanqin (China), Julia Sebutinde (Uganda), Dalveer Bhandari (India) y Peter Tomka (Eslovaquia). Todos fallaron a favor de la visión chilena en el litigo con Perú, pero en contra de nuestro país en el fallo preliminar sobre la jurisdicción de la CIJ. Giorgio Gaja (Italia) es el único que apoyó a Chile ante el reclamo de Perú y que también el único que optó por no declarar competente a la CIJ en la causa de Bolivia.

De los que quedan, hay tres casos particulares: Kirill Gevorgian (Federación Rusia), quien falló a favor de continuar con el caso en la parte preliminar, pero no estuvo cuando la CIJ se refirió a Perú; James Richard Crawford (Australia), se inhabilitó para descartar conflicto de intereses al haber asesorado a Chile en ese litigio; y el último es Nawaf Salam (El Líbano), quien asumió el pasado 6 de febrero y no se ha pronunciado en ninguno de los dos eventos.

Los dos que quedan son el juez ad hoc de Chile, Donald McRae (Canadá), y el de Bolivia, Yves Daudet (Francia).

Cómo convencerlos

Samuel Fernández trabajó en la Unesco en París, Francia como embajador de Chile. Ahí fue que conoció a Abdulqawi A. Yusuf, el presidente de la CIJ. Compartieron muchas charlas y mucho café. ¿Cómo convencerlo de que falle a favor de Chile?

“Con argumentos. Es un hombre que da confianza en lo jurídico porque él viene del área de los organismos internacionales. Como gran asesor de la Unesco, normalmente se desarrolla en un área donde no hay ningún problema. Él diferencia entre posturas políticas y jurídicas por su antecedente”, revela el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Central. 

Cabe mencionar que tras los alegatos del miércoles, los jueces pueden tardar meses en pronunciarse. En esta oportunidad se estima que el veredicto se conocerá en julio, pero nada quita que se retrase a finales de este año o incluso a principios del otro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo