Hasta que lo encontraron: tras una intensa jornada de protestas Puigdemont se enfrentará a la justicia alemana

El Tribunal Supremo español lo acusa de rebelión y de malversación de fondos públicos para organizar un ilegalizado referéndum sobre la independencia de Cataluña.

Por AP

El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, comparecerá este lunes ante la justicia de Alemania para una vista preliminar que decidirá si sigue detenido en el inicio de un proceso de extradición a España que podría demorarse semanas.

A puertas cerradas, la instancia tendrá lugar un día después de una jornada de movilizaciones y disturbios en la región del noreste de España tras la detención de Puigdemont, en base a una orden europea, tras entrar a Alemania procedente de Dinamarca. Decenas de miles de personas protestaron este domingo por la tarde en Barcelona y otras localidades catalanas, y algunos manifestantes se enfrentaron con la policía antimotines.

El Tribunal Supremo español acusó a Puigdemont, de 55 años, de rebelión y de malversación de fondos públicos para organizar un ilegalizado referéndum sobre la independencia de Cataluña.

 

Puigdemont fue trasladado el domingo a un penal en la localidad de Neumuenster, dijo la agencia de noticias alemana dpa.

España está inmersa en su peor crisis política en décadas desde que el gobierno catalán encabezado por Puigdemont ignoró la prohibición de un juez y celebró un referéndum sobre la independencia de la región nororiental el pasado octubre.

La posterior declaración de independencia del Parlamento de Cataluña no obtuvo reconocimiento internacional alguno y provocó que el gobierno centra en Madrid asumiese las competencias del ejecutivo regional.

 

La legislación alemana, al contrario que la belga, contempla un delito comparable al de rebelión, la principal acusación contra Puigdemont, que contempla penas de cárcel para quien "emprenda, por medio de la fuerza o amenazas” medidas para socavar la existencia de la república o alterar el orden constitucional.

Puigdemont y otros secesionistas catalanes argumentan que su movimiento ha sido totalmente pacífico.

La policía criminal de Alemania fue informada el viernes sobre la orden de detención y, en paralelo, el funcionario de enlace en Madrid fue informado de que Puigdemont podría entrar al país, explicó el vocero del Ministerio del Interior de Alemania, Johannes Dimroth.

En “términos abstractos”, el expresidente catalán podría solicitar asilo ante las autoridades germanas porque todo el mundo puede presentar una solicitud de ese tipo, dijo Dimroth, agregando que no podía pronunciarse sobre la probabilidad de que le sea concedido o de que pueda llegar a pedirlo.

El abogado de Puigdemont en Bélgica, Paul Bekaert, dijo a la televisora VRT que el caso supone un "flagrante abuso por parte de España de la orden de detención europea para un propósito político, algo que es totalmente ilegal”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo