Salirse del Pacto de Bogotá para evitar más juicios en La Haya: ¿es una alternativa viable?

Existen visiones encontradas sobre la posibilidad de permanecer o no en el pacto que obliga a resolver conflictos en esa corte.

Por Jaime Liencura

Esta semana se vive una semana crucial para Chile y Bolivia, países litigantes por la demanda del país andino sobre la obligación que existe o no de negociar una salida soberana al mar. Ambas naciones se encuentran en esta situación pues firmaron el Pacto de Bogotá de 1948 que, entre otras cosas, obliga a los firmantes a encontrar soluciones pacíficas a sus conflictos, generalmente hechando mano a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Pero, ¿es posible salirse?

Jorge Tarud (PPD), quien fue diputado hasta el 11 de marzo pasado, fue uno de los mayores promotores de retirarse de ese pacto. Para él, esta es una buena solución con miras a evitar más demandas ante esa corte.

"Hay varios países que no están: Argentina e incluso Colombia son dos ejemplos", dice a Publimetro el ex miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara.

Historia

Según el mismo Tarud, la propuesta nació luego de recibir el fallo de La Haya en el diferendo marítimo existente entre Perú y Chile. En el pronunciamiento de enero de 2014 ese organismo le entregó a la nación incaica parte del mar que antes era reclamado por los chilenos como área nacional.

"Después del fallo con Perú comprobamos que la Corte no actúa en su totalidad conforme a derecho. Yo divisé que más demandas iban a venir y considerando que los fallos son bajo el marco de lo que los jueces estiman que es 'equidad', lo único que creo que pasará es que vamos a perder más cosas", sostiene el ex diputado.

Agrega que "los países que no están no tienen problemas, no pasa absolutamente nada. Yo estimo que Chile no debe seguir exponiendo su soberanía a este panel de jueces que no fallan en derecho".

Visiones divididas

Pero más allá de la visión de Tarud, cabe mencionar que hay visiones divididas sobre esta materia. Quien le lleva la contraria es el abogado Hugo Llanos, ex miembro de la Corte de Arbitraje Internacional de La Haya.

"Decirlo en este momento, en que estamos esperando un fallo de la Corte, lo único que hacemos es debilitar el crédito del país. Es como decir que si el fallo no nos favorece, nos vamos. Eso está implícito. Es una falta de confianza que es absurdo", plantea el abogado.

El profesor puntualiza, además, que salirse del Pacto de Bogotá no es una acción inmediata: hay que esperara un año desde que se plantea la salida para tener un resultado efectivo, por lo que el fallo en el litigio contra Bolivia de igual forma se debería aplicar.

"Si las cosas no se arreglan mediante la negociación, dónde vamos, ¿no vamos a ir más a un arbitraje? ¿Cómo resolvemos las controversias entonces? Es absurdo, la CIJ es un órgano vital para resolver las diferencias desde el punto de vista pacífico", declara el ex académico de la Universidad de Chile.

Distinta recepción

Cabe mencionar que, en cualquier caso, desde que se levantó la propuesta se han obtenido distintas respuestas de parte de los gobiernos de turno. De esta manera, la idea fue planteada originalmente durante fines del primer período de Sebastián Piñera y este en su momento se declaró dispuesto a "analizarlo".

Tras eso, fue propuesto a Michelle Bachelet quien indicó que "creo que es un tema que hay que discutir con tranquilidad, con seriedad, con frialdad y evaluar los pro y los contra. Yo, hoy día, no tengo considerado salir del Pacto de Bogotá".

Por último, cabe recordar que en abril del año pasado, aún cuando estaba en campaña, Piñera creó una comisión de Relaciones Exteriores para analizar si es viable mantenerse o no en tal pacto. Durante estos últimos meses no ha habido pronunciamiento oficial sobre esta materia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo