Chile amenazó con apropiarse del lago Titicaca para invadir La Paz: la polémica publicación de medio boliviano

Portal acusa que nuestro país pretendía que Ecuador y Paraguay incursionarán en Bolivia y Perú "para devorar lo que quedaba de ambos países".

Por Christian Monzón

"Documentos dan cuenta que Chile amenazó con tomar el Lago Titicaca para invadir La Paz y buscó al gobierno de Paraguay para que, desde esa lado de la frontera, avance hasta el territorio nacional".

Así informa el portal Urgentebo, afirmando que los antecedentes se encuentran en escritos que figuran en el Archivo del Senado de Estados Unidos  y en la biblioteca histórica del Departamento de Estado en la capital norteamericana.

El medio indica que esta situación descrita ocurrió tras el inicio de la Guerra del Pacífico en abril de 1879, asegurando que "los datos hallados en Washington permiten entender el contexto en el que se desarrollaron las negociaciones entre Chile, Bolivia y Perú, países que fueron presionados por el gobierno transandino hasta lograr tratados como el de 1904, pues contaba con la suficiente información sobre los recursos arrebatados a Bolivia, que le garantizarían el desarrollo".

En ese sentido, resaltan que "desde 1840, 39 años antes de la invasión a Antofagasta, Chile envió expediciones al Litoral boliviano y hacia la peruana Tarapacá para cuantificar y verificar la riqueza de sus tierras, llenas de salitre y guano. Los resultados llevaron a la definición de un proyecto que incluía la toma de esos territorios, pues con los abundantes recursos se aseguraba el futuro promisorio de la nación, según documentos a los que accedió la revista Oxígeno en Estados Unidos".

Y justamente, aseguran que en noviembre de 1883 el presidente Domingo Santa María ordenó al coronel Diego Dublé Almeyda enviar miles de soldados a Arequipa en Perú, cargando los trenes con lanchas torpederas para luego continuar hacía Puno "para finalmente tomar el lago Titicaca con el objetivo de invadir La Paz".

El medio cita además a  Federico Pezet y Manuel Maurtua, autores del libro titulado "The Question of The  Pacific-1901", en donde señalan que "el Departamento de Estado sabía que Chile ofreció a  Ecuador  tomar lo que quedaba del Perú para beneficio propio y que repartirse Perú  garantizaría la ansiada paz".

Asimismo, afirman que entre diciembre de 1880 y junio de 1881, el Departamento de Estado norteamericano recibió notas de sus enviados en Sudamérica, en donde se detalla que "el gobierno de Chile invitó a Ecuador y Paraguay a incursionar en Bolivia y Perú para devorar lo que quedaba de ambos países".

Mientras que una nota de 1979, el representante del gobierno de Estados Unidos en Chile Thomas Osborn indicaba que "en medio de la invasión a Antofagasta, el gobierno chileno planificaba el envío de varios cargamentos de armas al Paraguay".

Al respecto, Urgentebo asevera que "una revisión de la historia muestra que el 15 octubre de 1879, el presidente paraguayo Cándido Barreiro redefine fronteras con Bolivia, mediante un decreto, busca eliminar el acceso natural al río Paraná que conecta a Bolivia con el Atlántico. Luego, militares paraguayos  toman fuerte Olimpo y fundan un puesto militar en territorio nacional. En consecuencia, mientras Chile tomaba el Litoral,  el gobierno de Bolivia se ve obligada a firmar los tratados Quijarro – Decaunt, y posteriormente el Tratado Tamayo – Acebal con el gobierno de Asunción".

De acuerdo a la publicación, todos estos antecedentes se mantenían confidenciales en un legajo de más de ocho mil cartas y documentos diplomáticos, los cuales ahora están abiertos al público en la librería del Departamento de Estado bajo el nombre de "Affairs in Chile, Perú and   Bolivia-1882″ (Relaciones en Chile, Perú y Bolivia – 1882").

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo