China vs EEUU: qué tiene de bueno y malo para Chile

En consulta con sectores gremiales, académicos y comerciales, todos coinciden que las hostilidades iniciales han afectado los mercados, disparando la incertidumbre.

Por Fernando Peñalver

Los nubarrones de cualquier guerra, sea militar o comercial, ponen a temblar al planeta entero. Pero si ese enfrentamiento se da en las aduanas de los Estados Unidos y China, en una escalada de hostilidades arancelarias cada vez mayor, entonces la situación es muchísimo más preocupante.
Para Bernardita Silva, gerente de estudios de la Cámara Nacional de Comercio, "en este minuto, es prematuro aventurarse a establecer conclusiones. Pero lo cierto, es que existe una gran incertidumbre en torno a cómo afectará a economías como la chilena".

Sostiene Silva que, en caso de desatarse la guerra arancelaria entre EEUU y China, la demanda del cobre se vería disminuida, por la desaceleración de la economía mundial. "Todos saldríamos perdiendo en una situación así, aunque otros sectores como las frutas y los vinos se tornarían más competitivos".

Concluye Silva que ya los mercados financieros han reaccionado a los anuncios y esto hace que la incertidumbre sea mucho mayor.

Cobre chileno AGENCIA UNO

Dos gigantes en pugna

Para ahondar más en el tema, consultamos la voz del profesor Christián Echeverría, director del Centro de Estudios Económicos y Financieros de la Universidad del Desarrollo. Para graficar qué significa una "guerra", entre norteamericanos y asiáticos, Echeverría aseguró que "48 % del Producto Interno del planeta, lo totalizan estos países.
"La guerra no ha empezado, sólo estamos frente a escaramuzas. Chile vería afectada su capacidad exportadora, ya que China importa el 50% de la producción física del cobre del mundo. Al generarse una guerra arancelaria, las expectativas de crecimiento del planeta también se reducen, en un proceso de desaceleración que nos toca a todos. Quizás, el consumidor se vería beneficiado, por un corto período de tiempo, de una rebaja en los electrodomésticos, por la sobreoferta de artículos", expresó Echeverría.

¿Y cómo queda el vino?

Mario Pablo Silva, presidente de Vinos de Chile contestó dos preguntas que Publimetro le formuló, en tornó a cómo afectaría a este sector una guerra comercial entre estas superpotencias.

¿Eso es cierto que ésta guerra sería favorable para el vino de Chile?

En cuanto a si esta “guerra” podría tener un efecto favorable para los embarques de vinos chileno, esto no es tan así. Si bien en un pequeño periodo, podría aumentar el número de envíos de vino, son muchos los países que exportan vinos en el mundo, por lo que esa posible consecuencia no es cierta. Lo ideal es continuar con las fronteras abiertas en materia comercial. La competencia siempre es buena, por lo que no me gustaría que esta medidas afecten al mercado. Es mejor la economía abierta en el mundo para mejorar la competencia.

¿Está en capacidad el vino chileno de cubrir lo que exporta, por ejemplo, el Valle de Napa en California, al gigante asiático?

En lo que respecta a exportaciones de vino, Estados Unidos exporta US$ 70 millones a China, en cambio China exporta sólo US$ 581 millones a EEUU. Es decir ante una disputa comercial arancelaria, claramente EEUU tiene más que perder que China, dado que su balanza comercial está a su favor. Adicionalmente, Chile exporta US$ 325 millones a China siendo el segundo mayor proveedor en litros exportados, mientras que EE.UU. es el sexto mayor exportador, por lo que un eventual perjuicio que podría enfrenar Estados Unidos. Además hay que entender que EE.UU. exporta vinos de alto valor cuya elasticidad es bastante inelástica, si el arancel no es desorbitado, no habría un efecto muy relevante. Por el contrario si este arancel es muy alto, podría tener algún efecto positivo todos los proveedores de vino, incluyendo Chile. Es importante que tengamos una competencia abierta sin complicaciones".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo