Las claves con que Chile deberá defenderse en la última jornada de alegatos en La Haya

El abogado y ex miembro de la Corte de Arbitraje Internacional de La Haya, Hugo Llanos, hay dos caminos. Aquí explica los puntos.

Por Jaime Liencura

Este miércoles a las 05:00 comienza la última jornada de alegatos de la posición chilena ante los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. ¿Cuál deben ser los argumentos de los chilenos en esta última exposición?

Para el abogado Hugo Llanos, ex miembro de la Corte de Arbitraje Internacional de La Haya, hay dos caminos: lo jurídico pero también lo comunicacional.

"Los abogados de Bolivia pusieron la cosa pasional: indicaron que Chile se apoderó del mar, que es un país invasor, pero lo curioso es que pasaron por alto lo que piden como resultado predeterminado, que es tener acceso soberano", indica Llanos.

Agrega que "en la parte emotiva y comunicacional los bolivianos son unos maestros, sobre todo Evo Morales". Por eso, según su visión, es necesario también responder a este "ataque".

Lo jurídico con subtítulos

Por otra parte, en cuestiones jurídicas, Llanos asegura que nuestro país tiene muchos argumentos sólidos a los que hay que volver a echarles mano y hay varias aristas que responder.

En ese sentido, parte por cuestionar la fecha específica en que Chile se comprometió a ofrecer soberanía a Bolivia.

"Es muy difícil para Bolivia tratar de echar abajo el Tratado de 1904 que es de límites. Imagínese el lío que se armaría si todos los países acuden a la CIJ para que se revisen los límites", sostiene.

Agrega que "cuando se alegó la excepción de competencia se cuestionó en qué fecha Chile se obligó jurídicamente a negociar el acceso soberano. La respuesta de Bolivia fue que había un conjunto de declaraciones, notas, pero no precisó la fecha. Es muy complicado ese punto para ese país".

Abrazo de Charaña

Otro de los puntos que deben abordarse, según las palabras del ex miembro de la la Corte de Arbitraje Internacional de La Haya es el "Abrazo de Charaña".

En esa oportunidad Augusto Pinochet y Hugo Banzer, ambos dictadores de Chile y Bolivia respectivamente, negociaron un canje de mar por tierra en una reunión en el pueblo de Charaña en 1975. Este hito, para Llanos, es vital para reiterar que no hay fechas concretas de acuerdos, sobre todo porque Bolivia no ha querido.

"En las dos aproximaciones que hubo, en 1950 y en 1975, no se llegó a ningún acuerdo, porque Bolivia no estuvo dispuesta a dar algún terreno a modo de canje. Todas las negociaciones se han hecho con la condición de que ellos entreguen algo a cambio", indica el abogado.

Anular lo dicho sobre la OEA

Por otra parte, también se debe anular lo expuesto por la abogada inglesa que defiende a Bolivia, Amy Sander, respecto al pronunciamiento de la OEA en el paso a favor de la demanda marítima de Bolivia.

"Ella mencionó que José Miguel Insulza estaba en la OEA y ahí dio algunas declaraciones. Pero eso yo lo respondo muy fácilmente: él no estaba ahí como representante de Chile. Jurídicamente, lo que obliga a Chile, es aquello que pueda decir el presidente o sus ministros. En ese sentido, Insulza era una persona más y podría haber dicho cualquier cosa sin generar obligaciones para Chile", indica.

Es más, agrega que ese argumento es muy débil porque "es una organización política y es más: lo que diga la OEA no genera una obligatoriedad", sentencia Llanos.

Cabe recordar que los alegatos de Chile se darán este miércoles, tras el receso que se tomarán los jueces para hoy martes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo