Londres: nueva pista supone que el ex espía ruso habría sido envenenado en su casa

Al parecer, la mayor cantidad de neurotoxinas

Por AP

La policía británica cree que Serguei Skrïpal, el ex espía ruso que fue envenenado junto con su hija, entró en contacto por primera vez con la sustancia neurotóxica de grado militar en la puerta de su casa, según se informó este miércoles.

Dean Haydon, subcomisionado de la Policía Metropolitana de Londres, informó en un comunicado que la policía ahora está enfocando su investigación en y alrededor de la casa de  Skrïpal, pues la policía “identificó la mayor concentración hasta la fecha de la neurotoxina en la puerta delantera” de la vivienda del ex espía ruso.

Esta revelación es importante porque es la primera vez que las autoridades tienen alguna idea de dónde fueron envenenados Skrïpal y su hija Yulia. La policía informó que también han revisado varios sitios en Salisbury, entre ellos un bar, un restaurante y un cementerio.

Gran Bretaña culpa a Rusia del envenenamiento y esto ha detonado una disputa diplomática entre Moscú y países occidentales. El Kremlin niega estar involucrado en el ataque.

Skrïpal, de 66 años, fue coronel del servicio de inteligencia militar de Rusia y posteriormente se volvió colaborador de los británicos. Él y Yulia, de 33 años, fueron encontrados en estado de coma en una banca pública en Salisbury a inicios de marzo.

Por otra parte, la Casa Blanca dio a conocer que el presidente Donald Trump habló el miércoles con la primera ministra británica Theresa May sobre los esfuerzos coordinados para expulsar a representantes del gobierno ruso de varios países.

Varios países anunciaron esta semana la expulsión de más de 150 enviados rusos debido al envenenamiento del espía ruso.

En tanto, el viceministro del Exterior de Rusia, Sergei Ryabkov, dijo que su país “no tiene prisa” en responder a la ola de expulsiones de personal ruso en el extranjero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo