Organización internacional alerta sobre falta de "trasparencia" y "calidad de servicios" del aeropuerto de Santiago

La IATA (International Air Transport Association) hizo el llamado al gobierno de Chile, en representación de 280 líneas aéreas que constituyen el 83% del tráfico aéreo internacional.

Por Fernando Peñalver

Un diagnóstico preciso y demoledor formuló la Asociación Internacional de Trasporte Aéreo Internacional (IATA en sus siglas en inglés), en torno al aumento en la capacidad del terminal "Arturo Merino Benítez" de Santiago, ciudad que alberga el cónclave anual de esa entidad desde este miércoles.

"Santiago se está aumentando la tan necesaria capacidad de la terminal del aeropuerto; pero falta transparencia, la calidad de los servicios se está viendo minada y los costes para los usuarios están aumentando, una situación que amenaza la relación de larga duración entre el gobierno, las aerolíneas y otros socios, que ha contribuido a crear uno de los hubs (polos) más modernos de la región y una industria turística próspera", Alexandre de Juniac, consejero delegado de la IATA, en su discurso durante la conferencia Wings of Change.

La IATA (International Air Transport Association) representa alrededor de 280 líneas aéreas que constituyen el 83% del tráfico aéreo internacional. Buenos Aires, Bogotá, Lima, Ciudad de México, La Habana y Santiago son los principales desafíos de la región en cuanto a capacidad se refiere. “A menos que se aborden estos problemas, las economías de Latinoamérica se verán muy afectadas. Si los aviones no pueden aterrizar, los beneficios económicos volarán a otros lugares", dijo De Juniac, quien destacó Ciudad de México y Santiago como los más críticos.

Costos elevados

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha instado a los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe a que se centren en el desarrollo de la infraestructura, los costes y el marco regulatorio de la industria de aerolíneas y potenciar, así, los beneficios económicos y sociales de la aviación, al tiempo que responde a la creciente demanda de conectividad aérea de la región.

La aviación desempeña ya un papel importante en la economía de la región, emplea a unos cinco millones de personas y contribuye con 170.000 millones al PIB. "Necesitamos una infraestructura efectiva, capaz de responder a las exigencias de la creciente demanda; costes razonables e impuestos que no la frenen; y un marco regulatorio moderno que la respalde", dijo el ejecutivo.

 

Ciudad de México presenta las constricciones de tráfico aéreo más alarmantes. El actual aeropuerto fue diseñado para atender a 32 millones de pasajeros al año, pero sirve a 47 millones. "La solución es el nuevo aeropuerto, actualmente en construcción. Pero su futuro se ha politizado en el contexto actual de las elecciones presidenciales. Todos, sin excepción, deben entender la importancia del nuevo aeropuerto para la economía del país”, dijo De Juniac.

Puntos claves de la problemática aérea en la región:

  • La política de precios del petróleo en Brasil aumenta los costes anuales en 800 millones de dólares.
  • El monopolio del petróleo en Ecuador y Colombia generan costes desorbitados, especialmente en Ecuador, donde además se suma el impuesto del 5% sobre el combustible.
  • Colombia tiene una tasa de conectividad y una tasa de salida. Además, los alcaldes de los municipios quieren aplicar una tasa a los pasajeros de 5 dólares, destinada al mantenimiento de las carreteras.
  • Argentina tiene las tasas aeroportuarias más altas, a lo que se suma el efecto negativo del monopolio —y mal servicio— de su única compañía de asistencia en tierra.
  • En Santa Lucía, los impuestos y tasas (incluida la tasa de desarrollo aeroportuario) se están encareciendo de cara a la reparación de carreteras y a la construcción de un terminal marítimo.
  • Las tasas turísticas son una pandemia (México, Colombia, Ecuador, Perú, Nicaragua, Jamaica, Costa Rica y Santa Lucía) y disuaden a los turistas de visitar la región.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo