Cuasimodo más grande de Chile: Colina reúne a casi tres mil jinetes que corren a Cristo

Este domingo la tradicional celebración religiosa llevará la comunión a miles personas que se encuentran imposibilitadas de asistir a la iglesia en esa comuna de la capital.

Por Daniel Pérez Pavez

No existe otro calificativo para definirlo: es el más grande de Chile. La celebración del Cuasimodo de Colina es una de las celebraciones religiosas más masivas que se desarrollan en el país y que, en esta comuna capitalia, conjuga las tradiciones campesinas con el fervor popular este domingo 8 de abril.

A partir de las siete de la mañana, los cuasimodistas, que son jinetes ataviados con los tradicionales aperos de huaso además de una capa corta llamada esclavina y un pañuelo que cubre la cabeza en signo de respeto a Dios, se preparan para comenzar el largo recorrido  por todos los rincones de Colina, deteniéndose para entregar la comunión a miles de personas postradas u otras que, por distintos motivos, no pueden asistir a la iglesia.

El Cuasimodo más grande de Chile reunió en su versión de 2017 a más de 2.500 jinetes, además de otros miles de creyentes en las calles, para celebrar esta expresión religiosa propia de la Semana Santa tal como ocurría hace cien años. Sin embargo, no es la cantidad de huasos a caballo lo más relevante. “Una de las cosas que siempre me ha llamado la atención aquí en Colina es la participación masiva en esta procesión. Eso nos dice cómo la fe se transmite de una generación a otra fecundamente”, lo definió en una ocasión el cardenal obispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

Son once las asociaciones que reúnen a los cuasimodistas de Colina, que se preparan durante meses para “correr a Cristo”, conservando una tradición que en esta comuna tiene un carácter particular: no existen vehículos motorizados entre los participantes, que son sólo jinetes. Incluso el sacerdote que lleva la comunión se traslada en una tradicional carroza tirada por caballos.

La celebración de Cuasimodo no se remite a un único día, ya que luego del primer domingo tras Semana Santa que da comienzo a esta tradición centenaria, se llevan a cabo recorridos de esta naturaleza en las localidades de Las Canteras y Chacabuco, cada una con su particular belleza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo