"Aún le quedan cartas bajo la manga": los dos recursos que podrían sacar a Lula de la cárcel

A pesar de su condena, el ex mandatario encabeza las encuestas rumbo a la presidencia, cargo que ejerció de 2003 a 2010.

Por Francisca Herrera

El ex presidente de Brasil Luiz Ignacio Lula da Silva continúa realizando todos los esfuerzos posibles para salir de la cárcel de Curitiba, a la que fue llevado para cumplir la condena de 12 años por el delito de corrupción.

La defensa del ex mandatario maneja dos estrategias para poder lograr la libertad de Lula y así postular a la carrera presidencial sin mayores complicaciones a su principal carta.

La primera consiste en una nueva solicitud de habeas corpus, figura legal que busca "proteger la libertad de ir y venir de las personas contra abusos de autoridad o decisiones legales", pero a diferencia de la que se discutió el miércoles este no es preventivo.

Lula AP

Este recurso fue presentado el viernes ante el Supremo Tribunal de Justicia donde se rechazó la acción, por lo que ahora debe ser revisado por el Supremo Tribunal Federeal.

Cabe destacar que se puede presentar un habeas corpus por semana y una cantidad ilimitada de veces siempre que vaya acompañado de nuevos argumentos.

La segunda acción es un recurso de queja contra la decisión de Edson Fachin, juez del Supremo Tribunal Federal, de rechazar el sábado un pedido para evitar la detención de Lula, explica el diario Folha de Sao Paulo.

La defensa alega que la decisión de Fachin está fuera de su jurisprudencia ya que no se puede tomar preso a un condenado en segunda instancia sin un sustento. Por lo que, según los abogados de Lula, la detención sería ilegal.

El ex mandatario aún puede apelar su sentencia a 12 años y un mes de prisión, así como la declaración de culpabilidad por presuntamente ofrecer sus influencias a cambio de la promesa de un apartamento en la playa.

Optimismo en el PT

Lula registrará su candidatura a la presidencia para los comicios de octubre próximo justo cuando venza el plazo, anunció el lunes su Partido de los Trabajadores.

Después de una reunión de ocho horas, la agrupación política indicó que Lula sigue siendo su abanderado e inscribirá su candidatura el 15 de agosto, el último día para hacerlo.

Lula AP

“Este arresto será revertido porque los tribunales de mayor instancia no estarán de acuerdo con este rápido proceso que envió a la cárcel al presidente más popular en la historia de Brasil”, dijo Regina Cruz, que acampa cerca del edificio de la policía federal en el que Lula está encarcelado.

Sin embargo, miembros del Partido de los Trabajadores insinuaron que esperan que su principal líder esté algún tiempo en prisión. Decidieron trasladar la sede del partido a Curitiba.

Los seguidores de Lula están presionando para que sea enviado a Sao Paulo, cerca de su residencia en el suburbio de Sao Bernardo do Campo.

El líder otrora enormemente popular rechaza firmemente haber cometido nada ilegal en ese caso ni en otros siete casos de corrupción que enfrenta. Alega que es blanco de una persecución política para evitar que compita por la presidencia.

A pesar de su condena, Lula encabeza las encuestas rumbo a la presidencia, cargo que ejerció de 2003 a 2010. La ley actual le permite al tribunal electoral brasileño aceptar o rechazar la candidatura de Lula debido a que fue declarado culpable de corrupción y lavado de dinero.

Podría apelar ese rechazo, pero su partido sólo tendría hasta el 17 de septiembre para reemplazarlo como candidato.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo