Macron y el ataque a Siria: "hace diez días Francia convenció a Trump de quedarse"

El gobernante dijo que ahora Francia quiere que las potencias occidentales, así como Rusia y Turquía, participen en una iniciativa privada para encontrar una solución política sostenible en Siria.

Por AP

Francia persuadió al presidente estadounidense Donald Trump a permanecer en Siria y lanzar misiles en represalia por un ataque de Damasco con armas químicas, dijo el domingo el mandatario francés Emmanuel Macron.

Durante una presentación en vivo de dos horas en el canal televisivo BFM y el diario digital de investigación Mediapart, el líder de 40 años afirmó que Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia "intervinieron con plena legitimidad internacional" para hacer cumplir el derecho humanitario internacional.

Los aliados atacaron con misiles tres instalaciones de armas químicas en Siria el sábado en la madrugada para castigar al régimen por presuntamente haber usado ese tipo de armamento en la localidad de Duma.

"Fue represalia, no un acto de guerra", declaró Macron al justificar la operación, que fue un debate el lunes en el parlamento francés. La incursión con misiles es la mayor acción de política internacional del mandatario Galo a la fecha. Cuando está por cumplir un año en la presidencia, Macron señaló que Francia es el país más activo en el campo diplomático y en las Naciones Unidas.

"Hace diez días el presidente Trump quería que Estados Unidos se retirara de Siria. Lo convencimos de quedarse ", afirmó Macron en el majestuoso salón del Teatro Nacional de Chaillot, con la Torre Eiffel en el fondo.

El gobernante dijo que ahora Francia quiere que las potencias occidentales, así como Rusia y Turquía, participen en una iniciativa privada para encontrar una solución política sostenible en Siria.

Macron también se propuso como intermediario entre Estados Unidos y Rusia.

Con relación a los asuntos internos, el presidente defiende su estrategia de inyección de vitalidad a la economía mediante el recorte fiscal a las empresas y los ricos, y una reducción de las prestaciones a los trabajadores, a pesar de la ira sucia por los cambios que ha impulsado a la ley laboral.

Afirmó que sus políticas tienen como objetivo aumentar la competitividad del país a nivel global, aunque los trabajadores manifestaron temor de perder sus prestaciones laborales duramente ganadas.

"Quiero que vayamos bien en el campo económico para tener la capacidad de hacer realidad las políticas sociales", apuntó.

Desde el año pasado, la tasa de desempleo ha sido ligeramente de 10 a 8,9%. El gobierno prevé una tasa de crecimiento del producto interno bruto del 2% en 2018, y por primera vez en una década, el déficit presupuestal del país se ha mantenido dentro de los parámetros establecidos por la Unión Europea.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo