Chile se perfila como uno de las opciones para trasladar la sede de los diálogos del gobierno de Colombia con el ELN

La decisión del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, de frenar la condición de garante que tiene ese país en los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y el Eln, se convierte en un nuevo obstáculo para llegar a un acuerdo que culmine el conflicto armado con ese grupo guerrillero.

Por Irene Ayuso

El presidente Lenín Moreno dijo ayer que Ecuador deja de ser sede de los diálogos de paz entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el gobierno de Colombia.

En una entrevista exclusiva con la cadena de televisión NTN, el mandatario ecuatoriano precisó que “hemos solicitado a la canciller de Ecuador (María Fernanda Espinosa) que frene esas conversaciones y que frene nuestra condición de garante de ese proceso de paz mientras el ELN no se comprometa a dejar de cumplir esas actividades terroristas”.

El mandatario, que aseveró que tomó la decisión el martes, añadió que Espinosa debía comunicar la situación a su par de Colombia, María Ángela Holguín, aunque señaló que también el presidente Juan Manuel Santos debía estar informado.

En un comunicado difundido por la noche, el gobierno colombiano agradeció la hospitalidad de los ecuatorianos “al acoger y facilitar las negociaciones de paz con el ELN”, al tiempo de aseverar que Santos “comprende las razones por las cuales el presidente Moreno haya decidido apartarse de su condición de garante y de anfitrión de estas negociaciones”.

A buscar nueva sede

Las conversaciones de paz entre el ELN y el gobierno colombiano se habían llevado a cabo en Ecuador desde hace más de un año, pero sufrieron numerosos reveses y un alto al fuego temporal entre las dos partes expiró en enero sin haber sido renovado.

El presidente colombiano aseguró que se iniciaron de inmediato los procedimientos pertinentes para trasladar esas conversaciones a uno de los países que previamente se establecieron como sedes alternas o que podrían ser sedes itinerantes.

En concreto,  la canciller colombiana María Ángela Holguín informó que Colombia tomó la decisión de iniciar el proceso para  trasladar los diálogos a otro de los países garantes“El Gobierno de Colombia iniciará inmediatamente los procedimientos pertinentes para trasladar esas conversaciones a uno de los países que previamente se establecieron como sedes alternas. Es más, se había decidido que las conversaciones se realizarían en diferentes países de manera itinerante”, dijo.

Se espera que en los próximos días, el gobierno colombiano se reúna con los representantes de los países que han apoyado el proceso de paz con el ELN, entre los que se encuentran Brasil, Chile, Cuba, Noruega y Venezuela, para determinar cuál de ellos será la que se instalará la nueva sede para seguir con las negociaciones de paz.

Desde cancillería chilena aseguran que “Chile mantiene su disposición a colaborar con Colombia y el proceso de Paz, peor el anuncio de Ecuador es un elemento que forma parte de ul anuncio de Ecuador es un elemento nuevo que forma parte de un proceso en curso, que deberemos analizar”.

Fuentes de las dos delegaciones le confirmaron a Caracol Radio que los primeros países que se pondrán sobre la mesa serán Chile y Brasil, quienes hacen parte del grupo de garantes del proceso de paz. Aunque el ELN está interesado en que la mesa se traslade a Venezuela, el Gobierno no aceptará esta petición por la situación política que se vive actualmente en ese país y además por las elecciones que se harán en donde el único candidato es Nicolás MaduroNoruega y Cuba también son garantes pero, por ahora, están descartados porque la logística sería más complicada y en este momento se deben tomar decisiones rápidas para seguir negociando.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo