Dinastías políticas similares a la de los Castro

Hay cuatro dinastías políticas que han dominado sus países, tal como los Castro lo han hecho durante las últimas seis décadas en Cuba

Por Daniel Casillas

La democracia tiende a convertirse en muchos países, no solo en Latinoamérica, en un tema de familias. En los siglos XVIII, el Reino Unido tuvo a los Pitt, y Estados Unidos tuvo a principios de su historia a los Adams y los Roosevelt. Además de ellos, estas son cuatro dinastías políticas que han dominado sus países, tal como los Castro lo han hecho durante las últimas seis décadas en Cuba.

 

Los Kim (Corea del Norte)

Toda la historia independiente de Corea del Norte ha estado en manos de los descendientes de Kim Il-sung (en la imagen), quien luchó por la libertad de su tierra de los japoneses en la Segunda Guerra Mundial. En 1948, Sung asumió el poder como jefe de Gobierno norcoreano; desde ahí, la historia de la nación asiática quedó imbuida en su “amado líder”. Su hijo Kim Jong-il lo sucedió en su muerte, en 1994; en 2011 falleció y fue reemplazado por su tercer hijo, Kim Jong-un.

 

Los Nehru – Gandhi (India)

Jawaharlal Nehru fue, junto a Mahatma Gandhi, uno de los grandes luchadores de la independencia de la India del Imperio Británico. En 1947, Nehru fue el primer jefe de Gobierno indio hasta su muerte en 1964. Su hija Indira se casó con Feroze Gandhi (sin relación con Mahatma); en 1967 asumió el gobierno indio en dos periodos hasta ser asesinada en 1984. Con la muerte de su madre, Rajiv Gandhi fue primer ministro, y su viuda Sonia sigue liderando el Congreso Nacional Indio.

 

Los Bush (Estados Unidos)

Prescott Bush fue senador por Massachusetts, pero su hijo George Herbert migró a Texas, se enriqueció y se convirtió en vicepresidente de Ronald Reagan en 1980. Ocho años después fue elegido como presidente. Aunque perdió la Casa Blanca en 1992, su hijo George W. Bush la recuperaría en 2000. El apellido Bush sigue vigente con Jeb, hijo de George H., gobernador de la Florida y quien perdió ante Donald Trump la nominación republicana en 2016.

 

Los Lleras (Colombia)

Desde los inicios de la historia colombiana, una de las dinastías políticas más importantes ha sido la Lleras, con Lorenzo Lleras, quien firmó la Constitución de 1863. Dos de sus bisnietos, Alberto y Carlos, fueron presidentes: Alberto Lleras gobernó entre 1945 y 1946, fue el primer presidente de la OEA en los años 50, y luego gobernó entre 1958 y 1962. Su primo Carlos fue presidente entre 1966 y 1970. El nieto de este último, Germán Vargas Lleras, fue vicepresidente entre 2014 y 2015 y es actualmente candidato a la Presidencia.

 

ENTREVISTA

Doctor Andy Gómez
Profesor retirado de la Universidad de Miami (UM)
Exdirector del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la UM

¿Cuánto cree que cambie el panorama de Cuba o el sistema de gobierno de Cuba con un presidente como Miguel Díaz-Canel?
–Más que Díaz-Canel, tenemos que ver otras posiciones que ellos tienen que nominar y llenar. Hoy (ayer) volvieron a nominar a Esteban Lazo, presidente de la Asamblea. Esteban Lazo lleva un tiempo ahí y el sí ha sido un figurín, no ha hecho nada, sino acompañar a los dirigentes. Cuando nominaron a Esteban Lazo sin oposición ninguna para ser presidente de la Asamblea por otros cinco años, ya me está indicando que los cambios pueden ser muy limitados. Tenemos que esperar a mañana (hoy) para ver a quién nombran, que yo creo más importante, los 31 como miembros del Consejo de Estado que sí son la gente del poder”
El Consejo de Estado es el que nomina el presidente y dentro del Consejo de Estado van a haber cinco vicepresidentes. Se determinará mañana, si vamos a ver una generación nueva en tomar parte del Consejo de Estado, incluyendo el Cuerpo Militar Cubano”

¿Podríamos decir entonces que la figura de este nuevo presidente podría ser bastante manipulable por ese Consejo?
–No por ese Consejo. Mientras Raúl Castro siga como secretario del Partido(Comunista) y más que nada vivo, y otros históricos comandantes como Ramiro Valdés y Machado Ventura –que tenemos que ver si mañana (hoy) retiran a esas dos figuras–, esa sombra le pesa mucho a Díaz-Canel.

Si Raúl Castro va a seguir de algún modo como una figura de poder muy importante dentro de la estructura política de Cuba, ¿por qué está dejando la presidencia y no continúa en el cargo?
–Raúl Castro conoce que él, a los 86 años, tiene que empezar a preparar a la persona que lo va a sustituir, mientras que él esté vivo. Entregarle el poder a un civil con Fidel (Castro) muerto y Raúl muerto puede que se les complique la cosa. En otras palabras, el respaldo de Raúl Castro y pasándole el poder a un civil mientras esté vivo es muy importante para mantener ese control político.

¿Qué posibilidades tendría Díaz-Canel de realizar cambios al sistema de gobierno y al panorama político cubano?
–Muy pocas, yo no lo veo. Porque entonces le va a “pisar los callos” a algunos de los militares que controlan la economía y eso no va a ser muy agradable al Cuerpo Militar Cubano que es una de las tres instituciones más importantes en Cuba. Él tiene que contar con los militares y el apoyo de los militares, igual que con el de Raúl Castro vivo, para él poder gobernar. Veo muy poco que pueda hacer, muy poco.

Desde la postura del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia Cuba, ¿prevé que haya algún cambio de su postura por el hecho de que salga un Castro de la presidencia?
–No lo veo en lo absoluto. Como ya ha dicho la jefa de prensa del Departamento de Estado, no ven ningún cambio, aunque cambie la cara, el sistema no cambia.

¿Y respecto a la postura de Cuba hacia Estados Unidos?
–Mientras que esté el presidente Trump en la Casa Blanca yo no creo que ese acercamiento o normalización del proceso diplomático va a llegar a mucho más de lo que es hoy día. Pero al mismo tiempo, ¿qué va a hacer Cuba para reparar su infraestructura para poder atraer inversiones extranjeras? Porque ese es parte del problema, no hay sistema para invertir en Cuba, el riesgo es más grande que las oportunidades y al mismo tiempo la juventud no le ve futuro a nada.
El gobierno cubano va a seguir insistiendo en que no va a querer seguir normalizando las relaciones con los Estados Unidos, hasta quite el embargo económico y le retornen a Guantánamo (territorio de la Base Naval de la Bahía de Guantánamo), que esos dos puntos no van a pasar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo