Cuba dice adios a la dinastía de los Castro

Luego que en 1959 triunfara la Revolución, sólo los hermanos Fidel y Raúl han liderado a la nación caribeña

Por Francisca Herrera

Este jueves oficialmente se pone fin a la dinastía de los Castro con la elección del único candidato a la presidencia: Miguel Díaz-Canel, el primer vicepresidente desde el 2013.

Tras el triunfo de la Revolución en 1959 y la elección de Fidel Castro como presidente en 1976, Cuba sólo ha tenido una transición real. Fue en 2006, cuando el “Comandante” enfermó y le pasó el mando a su hermano menor, Raúl.

La historia de la dinastía estuvo marcada por un modelo socialista y el enfrentamiento con Estados Unidos, que sancionó política y económicamente a Cuba. En 2014 comenzó un proceso de normalización con Washington, pero fue paralizado por Estados Unidos con la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca.

El castrismo continúa

Será la primera vez en más de cinco décadas que la máxima dirigencia no estará liderada por una persona de apellido Castro, luego de que en 1959 triunfara la revolución de los hermanos Fidel y Raúl.

Sin embargo, no es el fin del castrismo, el régimen político instaurado por Fidel Castro, ya que el Ejecutivo continúa en manos de un presidente elegido por la Asamblea del Poder Popular o Parlamento para un mandato de cinco años.

La tarea de los parlamentarios es conformar un Consejo de Estado cuyo presidente –en este caso el nominado es Díaz-Canel-,- es el mandatario del país, pero según la Constitución estará acompañado por un primer vicepresidente, cinco vicepresidentes, un secretario y 23 miembros.

Los diputados cubanos nominaron formalmente el miércoles al ingeniero Miguel Díaz-Canel para suceder al actual presidente Raúl Castro.

Tampoco es el fin de la carrera política de Raúl, ya que seguirá siendo presidente del Partido Comunista de Cuba ,presuntamente hasta el 2021, una posición de amplia autoridad, incluso supervisión del hombre que le reemplazará en la presidencia.

Modelo unipartidista

Cuba tiene un modelo unipartidista y el único con personería legal es el Partido Comunista de Cuba. Este sistema significa que la colectividad tiene un rol mucho más importante que lo que tendría en un sistema multipartidista, es más, según la Constitución éste dirige la construcción del Estado socialista.

Muchas veces es difícil distinguir entre partido y gobierno. Hay numerosos cargos en el Ejecutivo y en el partido con responsabilidades similares. En la práctica, funcionarios de la colectividad supervisan o cooperan con los del Estado a todo nivel, incluyendo el militar.

Si bien el nuevo presidente tendrá el título de comandante en jefe, Raúl fue durante décadas el jefe de las fuerzas armadas, y su influencia todavía se siente en la institución. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo