Ministra de Transportes se cuadró con el pasajero común y corriente: "No me gustan los torniquetes mariposas"

En entrevista exclusiva con Publimetro, la titular del ramo se refirió a la llegada de buses eléctricos, a la renovación de máquinas y a Metro como operador del Transantiago.

Por Jaime Liencura

Hay varias líneas del Transantiago que pasan por afuera del Ministerio de Transporte en Amunátegui 139. La 201, 202, 301 y 509 son algunas de ellas y, desde el pasado 11 de marzo, Gloria Hutt puede verlas con sólo asomarse a la ventana. Con una oficina ubicada en el cuarto piso del edificio, la ministra de Transportes tuvo que empaparse de toda la información que había sobre ese sistema de transportes capitalino. Hoy, a poco más de un mes de asumir el cargo, comenta con Publimetro todo lo que tiene en mente sobre esta materia.

– El Gobierno pasado prometió buses eléctricos y de alto estándar. ¿Vamos a ver esos buses con usted al mando?
– Nuestra prioridad central este año es la renovación de flota. Hay una cantidad de buses que quedan fuera del sistema este 2018. Esa renovación se va a hacer tanto con buses de energía convencional pero con alto nivel de control de emisión y también con buses eléctricos.

Gloria Hutt, ministra de Transportes / Gentileza Gloria Hutt, ministra de Transportes / Gentileza

– ¿Se van a distribuir en diferentes unidades, como proponía la licitación declarada desierta? ¿Por donde correrían?
– Queremos a estos buses en corredores. Esto puede ser Alameda, Vicuña Mackenna o el nuevo corredor de Independencia. Yo interpreto que la idea de los 15 buses distribuidos en diferentes unidades de esa licitación era una forma de distribuir el acceso a esa tecnología. Pero ocurre que la mayor parte de los viajes llega a la Alameda, cambia ahí o usa ese eje para el viaje. Si pudiéramos concentrar una buena cantidad de buses ahí, estaríamos cumpliendo el objetivo.

– Sobre el odiado torniquete mariposa, ¿instalarán más?
– Los torniquetes mariposa a todos les molesta. A mí tampoco me gustan porque tienen varios problemas adicionales. Por ejemplo, quienes no quieren validar, se apelotonan antes del torniquete. También hay evidencia que aumentó los tiempos de viaje en los recorridos que tienen buses con estas barreras. Aún así, con ellos se redujo la evasión. En ese sentido, yo creo que hay formas más amigables de instalarlos: más al interior del bus, como idea. Como sea mi forma preferida es la zona paga. Porque uno valida abajo y no tiene ni un segundo que dedicar a otra cosa. Es más controlado, se ordena la gente. Creo que es un mejor sistema.

– Pero los que ya están, ¿los van a sacar o los van a mantener?
– Eso tiene que ver con el interés de los propios operadores. Ellos tienen una parte importante del pago asociado al pasajero transportado. Les importa la validación y la recaudación. Los torniquetes que están operando, veremos la forma para que operen mejor. Pero reitero, francamente yo preferiría invertir en zonas pagas más que en torniquetes.

– Habla de renovar máquinas ¿Habrán buses oruga?
– Hay distintas opciones. No nos olvidemos que los buses orugas tienen alta capacidad en corredores que tengan vía exclusiva, incluso pueden ser muy eficientes. Yo evitaría la estigmatización del bus oruga por sí mismo. Lamentablemente la experiencia en Santiago ha sido de una mantención inadecuada o que han corrido por calles que no están óptimas. En ese sentido hay que atacar el problema y no confundirnos con la máquina. Nosotros podríamos tener excelentes buses pero un muy mal servicio igual. El foco aquí es el servicio.

– Alsacia, ¿sige o se va?
– La realidad es que ese contrato termina. Es una situación bien especial, porque nunca en la historia del Transantiago hemos tenido un escenario similar. Lo que ha ocurrido es que las empresas han quebrado, se han absorbido una con otra… Pero un cierre, nunca. Es un escenario en el que estamos trabajando.

– ¿Metro se va a hacer cargo de esos recorridos?
– Metro puede adquirir y operar buses. EFE también. Pero nosotros no estamos pensando en traspasar unidades grandes a un gran operador, sino más bien en cómo organizamos los servicios. Alsacia es un operador muy grande y Metro tiene suficientes complejidades de operación. Metro puede suplir algunas operaciones pequeñas, pero no me imagino que se pueda hacer cargo de una operación completa. No hay que confundir las cosas: operar el Metro es diferente a operar buses.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo