Pareja del mismo sexo fue reconocida como "familia" por un tribunal

El hecho sucedió en Los Ángeles, y luego del fallecimiento de un miembro de la pareja. El juicio era para obtener el derecho de definir donde descansarían los restos de su pareja.

Por Consuelo Rehbein

A comienzos de abril el Segundo Juzgado de Letras de Los Ángeles reconoció a una pareja del mismo sexo como "familia", a pesar de no tener un vínculo legal.

El pronunciamiento de la misma responde a la demanda interpuesta en marzo de 2017 por la madre de Rodrigo Moreno (fallecido en octubre de 2014).

La madre, Elba González, quería que se le otorgara el derecho a disponer de los restos de su hijo, a pesar de que este ya había sido sepultado por su pareja, Vladimir Urrutia. Cuando falleció Rodrigo, ya llevaba 13 años de relación con Vladimir.

Las pruebas

Esto fue clave para que el juzgado no otorgara los derechos a la madre de Rodrigo, pues el juzgado dictaminó que se trataba de una “relación estable y permanente”, donde ambos hombres “conformaban una familia”, pese a no tener un vínculo legal vigente.

"No se había promulgado la ley 20.830; pero los hechos demuestran que ellos conformaban una familia", señaló la jueza.

Además, la justicia explicó que la pareja no pudo legalizar su vínculo, puesto que la Ley de Unión Civil (que permite tanto las uniones de parejas del mismo como de distinto sexo en Chile) aún no estaba vigente cuando Rodrigo falleció.

La jueza a cargo, Susana Arroyo, señaló que tales normas "no excluyen la posibilidad de que (la sepultura) se cumpla por una persona distinta de aquellas que se mencionan".

Más aún, sostuvo que "es un hecho establecido en la causa que el demandado era la pareja y conviviente de Don Rodrigo Moreno González, relación de aproximadamente 13 años".

La sentencia 

"Con la documental allegada por el demandado, se acredita que adquirieron una casa por partes iguales, formaron sociedad, lo que demuestra que era una relación estable y permanente", agregó la jueza.

"Evidentemente no podrían haber celebrado el acuerdo de unión civil porque a la fecha del fallecimiento (5 de octubre del 2014) no se había promulgado la ley 20.830; pero los hechos demuestran que ellos conformaban una familia", concluyó

Para Urrutia, esta sentencia "cierra un ciclo importante no solo para mí, sino para todas las parejas del mismo sexo, pues el Estado, a través de un tribunal de primera instancia, me reconoció como familia. Estoy feliz porque muchas parejas han sido reivindicadas con este fallo".

Tercera vez que se enfrentan a un juicio

Con anterioridad, la madre del fallecido había interpuesto demandas similares. Pero las perdió: primero en la Corte de Apelaciones de Concepción, luego en la Corte Suprema, y ahora en el Juzgado de Letras de Los Ángeles.

Valorando la sentencia el presidente de Movilh-Biobío, Esteban Guzmán Rioseco, indicó que "es importante para el desarrollo de un país que un tribunal de primera instancia haya reconocido como familia una relación del mismo sexo sin vínculo legal".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo