"Máquina suicida": Este es el polémico aparato para practicar eutanasia presentado en Ámsterdam

Una controversial cápsula de suicidio que permite a su ocupante suicidarse con solo apretar un botón se exhibió en un funeral de Amsterdam

Por Agencias

Un dispositivo de eutanasia impreso en 3D que ayudará a los usuarios a matarse se exhibió por primera vez el sábado (14 de abril) durante una feria funeraria en Ámsterdam. Denominado "Sarco", abreviatura de sarcófago, el modelo se reveló junto con una demostración de realidad virtual (VR) que permite a los asistentes experimentar la cápsula en acción.

"La persona que quiere morir presiona el botón y la cápsula se llena de nitrógeno. Entonces se sentirá un poco mareado, pero luego perderá rápidamente la conciencia y morirá", así explica el activista australiano proeutanasia Philip Nitschke el funcionamiento de su invento, Sarco, bautizada como "máquina suicida" en diferentes medios como The Guardian y Washington Post.

El dispositivo produce la muerte por hipoxia  y está diseñado para ser portátil. Llegará con un ataúd desmontable incorporado y sus inventores afirman que se construirá una versión completamente funcional este año, después de lo cual los planos se harán de código abierto y se publicarán en línea para que cualquiera pueda acceder y descargar.

El diseño del Sarco pretende hacer eco al de una nave espacial,  dijo Nitschke a Newsweek . Su objetivo es brindar a los usuarios la sensación de que viajan al "más allá".

Nitschke, de 70 años, ha sido defensor de la eutanasia durante décadas. Como estudiante de medicina, dijo, se inspiró en el trabajo de Jack Kevorkian. (Kevorkian, el fallecido patólogo estadounidense apodado Dr. Muerte, dijo que ayudó a al menos 130 pacientes a suicidarse). Cuando era joven, Nitschke creó "Deliverance", un programa de computadora conectado a un IV que provocaría una inyección letal de barbitúricos después de que un paciente confirmara que deseaba morir. Más tarde, desarrolló algo llamado "bolsa de salida", una máscara de respiración que canaliza el monóxido de carbono.

https://www.youtube.com/watch?v=bmdZcYfiD8Q

Como era de esperar, la propuesta de Nitschke ha provocado indignación entre los grupos pro vida, que afirman que su máquina podría conducir a un gran aumento de los suicidios.

"Creo que es mala medicina, ética y mala política pública", dijo a Newsweek el  Dr. Daniel Sulmasy, profesor de ética biomédica de Georgetown .

"Convierte la matanza en una forma de curación y no reconoce que ahora podemos hacer más por los síntomas paliativos que nunca".

La eutanasia no es legal en la mayoría de los lugares, pero es legal en varios países europeos y en partes de los Estados Unidos. Nitschke le dijo a  la agencia AFP que su máquina permitirá a los interesados ​​en la eutanasia un camino más fácil. "En muchos países, el suicidio no va en contra de la ley, solo ayuda a una persona a suicidarse", dijo. "Esta es una situación en la que una persona elige presionar un botón … en lugar de, por ejemplo, pararse frente a un tren".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo