Fue violada desde los 6 hasta los 14 por su padre, anotó en una libreta cada una de las vejaciones y 17 años después del primer abuso por fin logró tener justicia

El sujeto estará 15 años tras las rejas.

Por Camilo Henríquez

Tenía 6 años cuando comenzó el calvario. Su padre, un reputado médico que incluso atendía a los Mossos d’Esquadra, la policía de Cataluña, comenzó a violarla repetidamente, vejámenes que se extendieron durante 8 años, hasta que la víctima cumplió 14.

Cada uno de los abusos la pequeña los registró en una libreta y cuando cumplió 17 años llegó hasta una comisaría acompañada de su madre  y un par de abogados para hacer la denuncia y contar su terrible historia, señala La Vanguardia.

Tras escuchar el relato, los uniformados fueron tras los pasos de Francisco de Paula Martorell, que quedó detenido de inmediato, sin embargo la justicia lo dejó en libertad.

Según se estableció en la investigación, los abusos habían comenzado en 2001, cuando el médico se separó de su esposa y desde entonces, cada vez que estaba a solas con su hija la violaba.

Tres años después de la denuncia el sujeto fue a juicio, donde negó cada una de las acusaciones, sin embargo fue declarado culpable. Se pudo establecer que Martorell utilizó “la mentira, el engaño y, cuando fue más mayor, la fuerza precisa para reducir en cada ocasión a la menor”, asegura el medio español.

“El testimonio incriminatorio nos merece todo el crédito que invariablemente ha de seguirse de un relato que ha sido capaz de transmitir tanto sufrimiento como liberación, por la certeza que desde su denuncia no va a ser posible ya el mantenimiento del infierno relatado”, agregaba el fallo.

Antes de conocerse la sentencia a finales de 2013, Martorell desapareció y cuando venía desde Luanda a Barcelona, en una escala en Frankfurt, unos amigos le informaron que había sido condenado a 15 años, por lo que cambió su itinerario y fue directamente a Costa Rica.

Recién en 2015, los Mossos d’Esquadra tuvieron noticias del sujeto y lograron llegar hasta la novia del médico, la que era vigilada intensamente, ya que realizaba constantes viajes a Sudamérica.

Un año después, la cara del doctor apareció entre los más buscados y se pudo establecer que su pareja realizaba viajes a la localidad de Palafrugell, donde vivía un hermano de Martorell.

Finalmente hace sólo unos días, la policía logró establecer la presencia del sujeto en el lugar y logró detenerlo cuando salía de la vivienda en moto junto a su pareja.

El lunes pasado por fin se hizo justicia, ya que Martorell entró a prisión y comenzó a cumplir su condena.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo