Banda de "sapos" extorsionaba a clientes tras grabarlos entrando a moteles: gerentes y ex rostro de la TV entre las víctimas

Pedían $2 millones para no entregar los videos a sus familiares.

Por Christian Monzón

Cuando algún familiar de Gonzalo lo llamaba por teléfono mientras él estaba en las afueras de un motel y le preguntaba "¿qué estas haciendo?", él respondía "trabajando". Y en verdad no era mentira, ya que su labor era justamente estar sentado en su automóvil junto a algún cómplice desempeñando su actividad criminal: extorsionar a los clientes que ingresaban al recinto.

Según informa La Segunda, el hombre identificado con dicho nombre, junto a otras tres personas estuvieron entre enero del 2016 y el mismo mes del 2017 instalados en moteles del sector oriente de la capital con cámaras de video esperando que llegaran automóviles de lujo.

Y cuando aparecía uno, comenzaba toda la labor delictual. Grababan los vehículos y a los pasajeros, dejando constancia de su entrada y salida del recinto. Luego buscaban el nombre de la persona gracias al número de patente, lo buscaban en redes sociales para saber su nombre, dirección de su vivienda y de su oficina, además de ver si estaba casado.

Si la persona tenía pareja, comenzaba el segundo proceso: ver si con esa persona iba al motel. Si la respuesta era no, se iniciaba la extorsión. Llamaban a sus víctimas y les decían que eran detectives privados contratados por algún familiar o amigo, ya que buscaba pruebas para" hacerle daño". Tras esto, les mostraban la "evidencia" y ofrecían firmar un contrato de confidencialidad en donde ellos se comprometían a no entregar el material a cambio de $2 millones, dinero que debían depositar en alguna de las tres cuentas corrientes con nombres de sociedades que tenían.

La Fiscalía Occidente solicitó una condena de entre 10 a 14 años a los líderes del grupo, mientras que ofrecerá salidas alternativas a los demás miembros, con tal que ejerzan de testigos.

Además, indicaron que se han identificado a doce víctimas, en donde figuran tres veterinarios, dos médicos cirujanos, una gerenta de comida rápida, un gerente informático, una enfermera y un ex animador de televisión.

Cabe mencionar que el caso quedó al descubierto luego que una mujer denunciara que estaba siendo extorsionada por una banda a fines del 2016. Con esta acusación se allanaron las direcciones de las mencionadas sociedades donde debían efectuar los depósitos, encontrándose material de otras personas que habían sido grabadas.

Incluso, una persona pagó más de los $2 millones habituales. Esto porque fue captado en el motel Continental de Gran Avenida por los sujetos y dos meses después nuevamente fue grabado por los criminales en el mismo local.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo