Un rapero confiesa que ayudó a disolver cadáveres de estudiantes de cine por una "buena paga"

Confesó que el Cártel Jalisco Nueva Generación le pagaba 3 mil pesos semanales por vigilar y deshacer cuerpos en ácido.

Por Publimetro

El rapero Omar "N", conocido como "QBA" en la escena musical, confesó haber participado en el secuestro de los tres estudiantes de cine de Tonalá, Jalisco, y de disolver sus cadáveres en ácido clorhídrico.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE), el músico declaró que junto con Gerardo “N” se encargó de disolver los cuerpos de los estudiantes de la CAAV en una finca en Tonalá, la cual fue cateada la semana pasada.

”QBA" es una de las dos personas que han sido detenidas por el homicidio de los tres jóvenes. Según autoridades de Jalisco, al menos ocho personas participaron en la desaparición de éstos.

Fuentes con acceso al expediente tras la vinculación a proceso de este joven revelaron al diario "El Universal" que en su declaración Omar "N" dijo ser un afamado rapero que recibe dinero por los videos que sube a la plataforma de YouTube; sin embargo, señalaron que esta versión no parece coincidir con la realidad, pues buscaba el pago del cártel.   El rapero dijo que se encargó de deshacer los cuerpos de los estudiantes porque “recibía  buena paga”.

La fiscalía encontró 46 barriles, algunos con restos de ácido y halló “material biológico” y manchas de sangre de donde se pudo hacer pruebas genéticas y cuyo ADN coincidió con el de dos de los estudiantes. También localizó uniformes, armas y credenciales falsas de policías con las que los atacantes engañaron a las víctimas.

Bajo el sobrenombre de “QBA”, el joven de 20 años tiene un canal en la red social con más de 121 mil suscriptores.

Según las declaraciones de este joven que figuran en el expediente del caso, él junto con Gerardo "N" se encargaron personalmente del proceso químico para disolver los cuerpos de los tres estudiantes asesinados.

Este rapero de 20 años, conocido bajo el sobrenombre de   “QBA”,   tiene un canal en la red social con más de 121 mil suscriptores. También un canal oficial en You Tube, y como si se tratara de una profecía un macabro video de 2016 parece relatar  las atrocidades de los actos que finalmente cometió. El video se llama “Descansen en paz” y una de las frases dice “la oscuridad les va a gustar”

 

El pasado 19 de marzo, Javier Salomón Aceves Gastélum, Daniel Díaz y Marco Ávalos fueron privados de su libertad en el municipio de Tonalá. Apenas, este lunes, las FGE confirmó la muerte de los tres estudiantes. Los tres estudiantes de cine desaparecidos en marzo, cuyos cuerpos fueron disueltos en ácido, son las últimas víctimas de la lucha contra el crimen organizado en México y la violencia resultante de la desaparición de más de 30.000 personajes en todo el país en la última década.

Y aunque deshacerse de los cuerpos es una táctica utilizada por la delincuencia para hacer desaparecer a sus víctimas, la constatación de que éste fue el destino de unos jóvenes impactó con fuerza en México.

Los estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales identificados como Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco Francisco García Ávalos, estaban filmando un proyecto para su escuela en una vivienda en las afueras de la ciudad de Guadalajara, una casa que era de la tía de uno de ellos y había sido utilizada por un grupo criminal antagónico llamado Nueva Plaza.

La tía presuntamente estaba implicada en un caso de tráfico de personas y prostitución en Guadalajara y en 2015 en ese lugar había ocurrido una detención. También se habían visto ahí en el pasado vehículos con personas armadas.

“Sin saberlo, los estudiantes estuvieron en un lugar de grave riesgo” y estaban siendo vigilados por el Cartel de Jalisco, indicó el fiscal del estado, Raúl Sánchez. De hecho, los dos detenidos eran las personas que tenían este cometido.

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo