"La guerra coreana terminó": Trump no quiso ser menos y celebró la reunión de Kim Jong-un con Moon Jae-in

El mandatario estadounidense se atribuyó el jueves, previo a la cumbre, la situación entre las dos naciones orientales

Por Francisca Herrera

El presidente Donald Trump no quiso exceptuarse de la histórica reunión entre Corea del Norte y del Sur llenando Twitter de mensajes celebrando el evento.

El mandatario estadounidense destacó que tras un difícil 2017, "un año furioso de lanzamientos de misiles y pruebas nucleares", se llevó a cabo una reunión histórica entre los líderes de ambas coreas.

Sin embargo, no dio todo por hecho ya que señaló que "las cosas buenas están sucediendo, pero ¡sólo el tiempo lo dirá!", escribió.

"¡LA GUERRA COREANA TERMINÓ! ¡Los Estados Unidos, y todas sus GRANDES personas, deben estar muy orgullosos de lo que está teniendo lugar ahora en Corea!", puntualizó.

Junto con lo anterior, atribuyó parte de la nueva relación entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, a "su buen amigo, el Presidente Xi de China.

"Por favor, no olviden la gran ayuda que mi buen amigo, el Presidente XI de China, ha dado a los Estados Unidos, particularmente en la frontera de Corea del norte. ¡Sin él habría sido un proceso mucho más largo, más duro!

¿Gracias a Trump?

El jueves, Trump atribuyó la situación entre las coreas a su política dura hacia el Norte y aseguró que ello ha reducido las posibilidades de que estalle una guerra nuclear. Pyongyang, aseveró, "ha aceptado la desnuclearización, ha aceptado abandonar sus pruebas e investigaciones" y "cerrarán varias instalaciones".

El mandatario hizo sus declaraciones al programa de televisión #Fox & Friends", un día antes de una cumbre entre las dos Coreas que deberá allanar el camino para un encuentro histórico entre Kim y Trump, en mayo o junio.

Corea del Norte anunció recientemente que clausurará su instalación de pruebas nucleares y que suspenderá sus pruebas de misiles balísticos intercontinentales, mientras que Kim ha indicado que estaría dispuesto a dialogar sobre la desnuclearización.

Eso marca un agudo contraste con las tensiones de meses recientes cuando, a pesar de severas sanciones económicas y una opinión pública mundial adversa, Corea del Norte realizó una prueba misilística tras otra.

"Me puse a pensar: 'veamos, él ha cedido en todos estos temas y ni siquiera se lo habíamos pedido"", dijo Trump. Agregó: "Se lo íbamos a pedir, pero él cedió incluso antes de que se lo pidiera".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo