Temer niega acusaciones de lavado de dinero en plena visita de Piñera a Brasil

El Supremo Tribunal Federal autorizó la investigación sobre si el presidente de Brasil aceptó un soborno a cambio de la aprobación de un decreto

Por AP

El presidente brasileño Michel Temer rechazó el viernes por televisión un reporte que dice que él lavó y dijo que pedirá a su ministro de seguridad que investigue cómo se filtraron las acusaciones a la prensa.

El Supremo Tribunal Federal autorizó la investigación sobre si Temer aceptó un soborno a cambio de la aprobación de un decreto favorable a operadores del puerto de Santos, el más grande del país.

El diario Folha de S. Paulo reportó que la Policía Federal también sospecha que el mandatario ocultó el supuesto soborno comprando propiedades a nombre de familiares, incluyendo su esposa y su hijo de 9 años. El periódico no nombró a su fuente, y la policía no respondió de inmediato a un mensaje que se le dejó en busca de comentarios.

En el mensaje televisado grabado apuradamente en vivo, Temer dijo que las acusaciones son mentiras y aseguró que sus ingresos durante los últimos 60 años han sido suficientes para justificar la compra de las propiedades que hizo.

"Solo una persona irresponsable, una persona mal intencionada se atrevería a incriminar a mi familia, mi hijo de 9 años, como personas que han lavado dinero", dijo a la prensa. ¿En qué mundo vivimos? Yo les digo, señores, es increíble, es repugnante".

También expresó consternación porque los medios recibieron información que, según aseguró, se le ha negado a sus mismos abogados. Agregó que "sugeriría" a su ministro de Seguridad Pública Raul Jungmann que investigue la filtración. La oficina de Jungmann no contestó de inmediato a un mensaje que se le dejó en busca de comentarios.

La investigación sobre los puertos es una de varias acusaciones que pesan contra Temer, y esta no es la primera vez que él recurre a la televisión para declarar su inocencia.

La fiscalía general ha acusado oficialmente a Temer dos veces de corrupción, presentándole cargos de soborno, de dirigir una organización criminal y obstruir la justicia. Pero un presidente vigente solo puede ser enjuiciado si la cámara baja del Congreso acepta los cargos, y Temer sobrevivió dos votaciones en esa cámara. Él todavía puede ser enjuiciado una vez que deje la presidencia.

Temer ahora enfrenta potencialmente una tercera acusación en el caso del puerto. Recientemente, algunos amigos y aliados de Temer fueron arrestados en señal de que la investigación sigue adelante, aunque investigadores han pedido varias veces a las cortes que les dé más tiempo para investigar el caso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo