Nueva Zelanda aceptó la prostitución como trabajo calificado para solicitar residencia

En 2003, el parlamento neozelandés declaró la actividad como una ocupación legal

Por Pía Correa

A partir de ahora, los inmigrantes que deseen obtener una visa de residencia en Nueva Zelanda podrán hacerlo utilizando la prostitución o servicios de escort como fuente de trabajo en sus solicitudes.

Así lo confirmó la Agencia de Inmigración (INZ) del mismo país, en cuyo sitio web consideran dicho rubro como una "habilidad" en la lista de Clasificación Uniforme de Ocupaciones de Australia y Nueva Zelanda (Anzsco).

Quienes soliciten la visa, pueden optar por el título genérico de prostitución o bien, especificar el área al que se dedican, en cuyas opciones aparecen "dominatrix" y "trabajador/a de sexo telefónico".

Sin embargo, para alcanzar el máximo nivel de calificación, los aplicantes deben alcanzar el nivel 5 de la clasificación Anzsco; aquella con más cantidad de requisitos.

Uno de ellos, es obtener una remuneración mayor a 25,87 dólares por hora, aproximadamente 15 mil 500 pesos chilenos; o bien, declarar ingresos anuales por 53.818 dólares, es decir, más de 30 millones de pesos.

Además, deben acreditar más de tres años de experiencia en la industria para obtener la más alta calificación.

Cabe mencionar que en Nueva Zelanda, la prostitución se declaró una ocupación legal en 2003, siendo aprobada por el parlamento para garantizar los derechos humanos de quienes ejercen la actividad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo