Con y sin disturbios: Así fueron las dos marchas del "Día del trabajador"

La CUT encabezó la marcha anual por el "Día del Trabajador" y un grupo disidente también lo hizo de forma paralela. Ambas movilizaciones contaban con autorización.

Por Consuelo Rehbein

Como cada año, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) convocó una marcha a nivel nacional en conmemoración del “Día del Trabajador”. En Santiago recorrieron desde el sector de Los Héroes hasta calle Portugal, caminando a través de la Alameda.

Finalmente concluyeron dicha movilización con un acto final, escenario incluido. La manifestación se realizó sin mayores incidentes, pero una segunda movilización se convertiría en la cara agresiva de la conmemoración.

El discurso de cierre estuvo a cargo de la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, quien llamó a los trabajadores a “permanecer unidos” y emplazó al Gobierno a cumplir sus promesas en temas laborales, y sobre la dignidad y calidad de vida de los trabajadores. “El trabajo decente no es sólo generar más empleos, es dignificar los derechos, la justicia, la armonía”, señaló, añadiendo que para un Chile con más justicia social debemos contribuir con diálogo y propuestas”.

La dirigenta expresó que “queremos un diálogo efectivo, donde nuestras posiciones, sin son mayoritarias, efectivamente puedan avanzar y no queden relegadas a un cajón de los recuerdos”.

La otra cara

disturbios Aton

Movilizándose por la misma arteria, pero desde calle Brasil a Matucana, se realizó una marcha alternativa, convocada por el Colectivo Central Clasista de Trabajadores (Cctt), un nuevo referente de trabajadores. Cabe señalar que ambas marchas contaban con autorización desde la Intendencia. Pese a aquello, la marcha de la Cctt sí generó destrozos, a diferencia de la de la CUT.

El acto de cierre de la manifestación culminó con un enfrentamiento entre un grupo de encapuchados y efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros. En el lugar se produjeron barricadas, lo que generó la intervención policial, que dispersó a la multitud con carros lanzaagua y gases lacrimógenos.

Eduardo Hidalgo, dirigente de la Cctt, señaló a los medios que buscan perfilarse como una alternativa a la CUT. “No reconocemos a la CUT como una central de trabajadores, pero lo que nosotros demandamos de las organizaciones sindicales, es reconocer que pertenecemos a la clase explotada, a la clase de los trabajadores. Es un problema vital”, señaló Hidalgo.

Pese a lo anterior, en la CUT hicieron un llamado a seguir trabajando. “Vamos a defender lo que se conquistó en el gobierno anterior, pero vamos a seguir tratando de profundizar las materias pendientes como la negociación más allá de la empresa y el derecho de los trabajadores independientes que no teniendo un empleador no pueden ampararse en instrumentos colectivos como sí puede hacerse en Europa”, señaló Norberto Díaz, secretario general de la organización.

Balance

La intendenta metropolitana, Karla Rubilar, entregó un balance de las dos marchas. “La marcha pacífica de la CUT con 10 mil asistentes, según Carabineros, terminó sin incidentes.
En cambio la marcha alternativa, con más o menos 2.000 asistentes, terminó con disturbios y con daños a la propiedad público y privada”, expresó Rubilar. “Consideramos que existió una gran diferencia entre una y otra. Esto demuestra que Carabineros interviene solamente cuando hay riesgo de la seguridad de los manifestantes, cuando hay daño a la propiedad pública y privada, o cuando hay desórdenes en el ámbito público y no cuando las personas se quieren manifestar pacíficamente”, añadió.

Rubilar hizo un llamado a quienes convocan las manifestaciones: “Siempre tener una actitud como la que hoy día vimos en la marcha de la CUT que fue una marcha familiar y pacífica, porque de lo contrario Carabineros siempre va a actuar cumpliendo el resguardo del orden público”.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo