El oscuro pasado de Meghan Markle: los fantasmas que rodean a la futura esposa de Harry

Cuando la futura duquesa de Sussex debiera estar pensando sólo en los detalles de su boda, resurgen personajes e historias del pasado de la novia del príncipe Harry

Por Francisca Herrera

A tan sólo días de que se realice el matrimonio del año en la Capilla St George del Castillo de Windsor, resurgen personajes e historias del pasado de la novia del príncipe Harry, Meghan Markle, quien de las luces de Hollywood pasó a la conservadora vida de la realeza inglesa.

El ex marido

Sin lugar a dudas, que la ex actriz de Suits fuese divorciada es un detalle que no cayó muy bien en la monarquía inglesa y es que los pormenores de su relación con su ex marido, el productor hollywoodense Trevor Engelson, en algún momento darían que hablar.

Y así fue, ya que luego que se conocieran detalles del libro "Meghan: A Hollywood Princess", escrito por el famoso biógrafo de la princesa Diana Andrew Morton, todo estalló.

Si bien Engelson señaló que tenía "CERO que decir de ella”,  Morton relató los que serían los oscuros detalles de su separación.

La relación de tan sólo dos años habría terminado de manera abrupta luego que la actriz lograra alcanzar la fama en Suits, e inclusive habría regresado los anillos de compromiso y de boda a través del correo.

"Trevor pasó de acariciar a Meghan a sentirse como si fuera un trozo de algo pegado a la suela de su zapato", recoge la revista The Time del polémico texto que será lanzado el próximo 12 de mayo.

Según revela el libro, mientras aún estaban juntos ella se mudó a Canadá por las grabaciones de la serie, sin embargo, desde un principio no parecía algo temporal, ya que "ella tomó su utensilio de cocina favorito de su hogar de West Hollywood y lo llevó consigo a Toronto, donde se radicó".

En un detalle no poco menor, el ex estaría realizando una serie cómica para Fox que narra como la ex esposa de un estadounidense divorciado se casa con un príncipe británico, quienes (a diferencia de Meghan y Trevor) tendrían hijos.

La hermana

La hermanastra de Meghan, Samantha Markle, ha sido todo un tema para la nueva integrante de la realeza, no se ha dejado nada guardado e inclusive ha atacado al propio novio por no estar invitada a la boda del año.

"Es hora de madurar, Harry. Defender la ayuda humanitaria no funciona mientras permites a Meg que ignore a los Markle. Es una contradicción", escribió en su cuenta de Twitter a mediados de abril, para luego aclarar que es un retuit, lo que no le quita gravedad.

No obstante, Samantha no puede esperar otra cosa luego que dijera en repetidas ocasiones que la ex actriz siempre quiso convertirse en princesa y que era una "trepadora social".

A pesar de los intentos de finales del 2017 de arreglarse públicamente con su hermanastra, al calificarla de "adorable" y de desearle felicidad, el anuncio de lanzar un libro titulado "The Diary of Princess Pushy's Sister" y protagonizar un reality show sepultaron su posibilidad de asistir a la boda.

La ex mejor amiga

Pero sin duda el golpe que más debió dolerle a la novia fue el de su ex mejor amiga, Ninaki Priddy, quien inclusive fue descrita como una hermana por la novia de Harry por más de tres décadas de acuerdo con E!.

Quien fue amiga de infancia y dama de honor en su primer matrimonio reveló las conversaciones más intimas para demostrar que Meghan no es quien dice ser.

Priddy aseguró que era una manipuladora obsesionada con la princesa Diana y que su objetivo siempre fue casarse con uno de sus hijos. Es más, la novia tendría la biografía de la ex esposa de Carlos en su biblioteca.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo