Para morirse de miedo: UC organiza curso con cadáveres a valientes ginecólogos que buscan perfeccionarse

Se trata de una lección de tres días para mejorar la técnica en laparoscopía ginecológica avanzada. ¿En simple? Buscan que doctores afinen el pulso cuando intervengan a un paciente.

Por Jaime Liencura

Un curso con cadáveres "frescos congelados". Eso es lo que está ofreciendo la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica a valientes ginecólogos que pretendan perfeccionarse en el área de laparoscopía avanzada.

La idea es que los 15 concursantes del taller, que se realizará entre el 24 y 26 de mayo, puedan adquirir destrezas para operar en pacientes generando la menor cantidad de problemas colaterales. Es decir, afinar el pulso.

Así al menos lo explica a Publimetro el doctor Víctor Miranda, uroginecólogo de Red de Salud UC Christus. "Estos cursos son frecuentes fuera de Chile, pero en nuestro país no lo es tanto porque falta infraestructura para que más personas opten por esto. Además es costoso. Pero aún así es la mejor forma de adquirir destrezas", indica.

Cuerpos óptimos

Gentileza / Doctor Víctor Miranda, uroginecólogo de Red de Salud UC Christus Gentileza / Doctor Víctor Miranda, uroginecólogo de Red de Salud UC Christus

Miranda asegura que lo complicado fue conseguir cuerpos óptimos para la intervención.  "Es difícil poder tener los cadáveres disponibles en nuestro país porque tienen que tener un tratamiento especial para así poder practicar una buena disección", precisa.

Por lo mismo, compraron en Estados Unidos cinco torsos con abdomen y la parte pélvica incluida, todo a un precio de $25 mil dólares.

"Son frescos congelados, no sangran pero preserva mejor que uno que esté en formalina, los que tienen tejidos muy duros y diferentes al cuerpo de un paciente. Los que tenemos nosotros ofrecen una práctica de la cirugía en mejor condiciones: se pueden ver bien los órganos, las estructuras vasculares, los nervios. Esto es lo que más se acerca a la realidad, más que el cuerpo de animales o simuladores especiales que si bien son buenos, no superan a este tipo cadáveres", indica el académico.

El curso cuesta $20 mil dólares y ya no hay cupos. "No están destinados a cualquiera, sino que a personas que trabajan ya en pacientes, que operan, que tienen experiencia en laparoscopía ginecológica avanzada", precisa.

La idea es que al final del curso los participantes puedan practixar mejores intervenciones cuando se trate de cánceres de cuello, casos complejos de prolapso, endemetriosis profundas, entre otras.

El curso estará dictado por él junto a otros dos especialistas extranjeros, donde destaca el doctor Nucelio Lemos, jefe de la Unidad de Neurodisfunciones Pélvicas de la Universidad Federal de Sao Paulo, de origen brasileño pero radicado en Canadá. ¡Para morirse de ganas de asistir!

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo