El escenario caótico que deja la decisión de Trump: Diputados en Irán queman bandera y prometen "muerte a Estados Unidos"

"Ustedes quemaron el Acuerdo Nuclear y nosotros quemamos su bandera", gritaron los diputados iraníes desde el pleno.

Por Agencias

 

Legisladores iraníes conservadores quemaron el miércoles una bandera de papel de Estados Unidos en el parlamento tras la decisión de Donald Trump de retirar a su país de un acuerdo nuclear internacional, gritando "¡Muerte a Estados Unidos!".

La improvisada protesta reflejó el enorme malestar en Irán por la decisión de Trump, que amenaza con destruir el pacto nuclear de 2015. Aunque funcionarios iraníes, incluyendo el presidente del parlamento, dijeron que esperan que Europa trabaje con ellos para preservar el acuerdo, muchos son pesimistas.

Los legisladores, entre los que había un clérigo chií, sostuvieron la enseña en llamas en lo alto mientras sus compañeros se unían a sus cánticos. También prendieron fuego a un trozo de papel que representaba el pacto y saltaron sobre las cenizas.

Aunque la quema de banderas estadounidenses en una protesta habitual en Irán y en el parlamento se vierten duras críticas contra Washington desde hace años, esta fue la primera vez que, según los observadores, se quema algo dentro de la propia cámara.

El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyaní, calificó al presidente estadounidense, Donald Trump, de un individuo "narcisista e ignorante en política", en reacción a la retirada de EE.UU.

"Esta persona un día frente a los líderes del mundo en la ONU anuncia que va a destruir al líder de Corea del Norte" y, otro día, "se olvida por completo de sus palabras y dice que él es una persona respetuosa para negociar", criticó Lariyaní.

El acuerdo nuclear de 2015 entre las potencias internacionales e Irán restringió el programa nuclear de Teherán a cambio de levantar la mayoría de las sanciones internacionales y de Estados Unidos que pesaban sobre la nación.

El pacto incluyó sin embargo algunas limitaciones temporales y no abordó el programa de misiles balísticos ni la política regional de Teherán. Trump ha señalado repetidamente estos aspectos y calificó la iniciativa como "el peor acuerdo de la historia". Los promotores del pacto señalaron que los límites temporales debían impulsar más conversaciones con Irán en el futuro que podrían llevar a abordar las demás preocupaciones.

El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, visitará los países que siguen en el pacto: "China, Francia, Alemania, Rusia y Gran Bretaña", según dijo el presidente, Hasán Ruhani, el martes en la noche.

Irán espera que la Unión Europea apruebe una ley para proteger a las empresas comunitarias de posibles sanciones estadounidenses. Funcionarios comunitarios sugirieron que harían todo lo posible para salvar el acuerdo.

Tras la quema de la bandera, el presidente del parlamento, Ali Larijani, dijo que la responsabilidad para salvar el pacto recae en la Unión Europea y en las potencias que siguen en él.

La respuesta de Francia fue rápida. El ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, anunció que Emmanuel Macron se comunicará este miércoles con el presidente iraní, Mohamed Jatamí, para salvar el trato. "Le comunicará nuestra voluntad de seguir en el acuerdo y de que Irán respete totalmente sus términos", afirmó el funcionario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo