Empresas que apoyan a trabajadoras embarazadas generan pertenencia

La flexibilidad para regresar al trabajo luego de ser madres es uno de los beneficios que más valoran las colaboradoras.

Por Camila Albertini

Este domingo se celebra en nuestro país el Día de la Madre, sin embargo, la maternidad es muchas veces discriminada en el ámbito laboral por los costos que acarrea a las empresas.
Para evitar estas lamentables situaciones es que varias empresas han incorporado en su cultura organizacional políticas que acompañen a las mujeres en la maternidad desde el embarazo, lo que genera en los trabajadores un sello de pertenencia y orgullo hacia la compañía.
“Tanto las mujeres como compañeros de trabajo ven una acción concreta de igualdad de condiciones dentro de la diversidad de los equipos; y ese orgullo pertenencia es el mejor factor, si pensamos en el posicionamiento deseado de una organización, interna o externamente, tanto para clientes o sus mismos trabajadores o proveedores”, señala Suyin Palma, directora de Responsabilidad Social Corporativa de Adecco Chile.  
Con las políticas de apoyo, la empresa pretende retener el talento de los colaboradores, por lo que finalmente “busca es que el talento de las personas no se vea afectado por una decisión personal y que esas decisiones conversen en equilibrio con lo laboral”, dice Palma.
La discriminación puede ser peor en los altos cargos, ya que la empresa asume que la profesional “no podrá combinar exitosamente la vida personal con la laboral, principalmente por la demanda de los tiempos, las exigencias que tiene este tipo de posiciones”, dice la ejecutiva, quien agrega que si la organización asume un mensaje claro respecto al apoyo entregado en el proceso de maternidad “generarán productividad y compromiso de las personas”.

Beneficios más valorados
Una de las medidas que más valoran los colaboradores, principalmente las mujeres, es la flexibilidad laboral. En el caso de la maternidad aprecian el retorno paulatino en el horario de trabajo.
“(Esto) permite transitar favorablemente a una salida paulatina del cuidado de los hijos; mezclando las responsabilidades del trabajo, ya que hay un proceso de cambio y no es factible de la noche a la mañana a conectarse con todas las responsabilidades que demanda el trabajo, sumado a la adaptabilidad personal que requiere un nuevo integrante en la familia”, sostiene Palma.
Desde Walmart comentan que algunos de los programas que tienen para trabajadoras, dependiendo del área en que se desempeñan, son “Jornada especial”, que permite trabajar 40 horas semanalesdurante el período de embarazo; “Más tiempo”, que entrega a las madres la opción de teletrabajo por dos días a la semana durante los tres primeros meses del retorno al trabajo y extendible hasta el año de vida del hijo, y “Colación especial” para que las embarazadas puedan optar a alimentos pensados para ellas.
“Un trabajador comprometido con su organización va a generar mejores niveles de productividad, permitiendo que las personas sientan que lo que entregan a la compañía retorna mediante cosas fundamentales e importantes como la familia, la vida personal, los hijos, y claramente se genera un retorno positivo”, asegura la ejecutiva.
Hay que recordar también que el embarazo y los primeros meses de vida de los hijos no es el único período en que las madres necesitan apoyo por parte de la empresa. Muchas veces la suspensión de clases, reuniones o problemas en el colegio obligan a ausentarse sin previa planificación lo que, generalmente afecta a las mujeres, ya que aún en Chile es muy incipiente el concepto de cocrianza.
“Algunas empresas en el  mes marzo, cuando los niños retornan a clases, autorizan a sus colaboradores acompañar a sus hijo en el primer día de clases”, concluye Palma.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo