“El abuelo de Emmelyn la quería matar”: La carta donde José Navarro acusa al "viejo" de tráfico de drogas y justifica el secuestro

Se trata de un documento de ocho carillas de extensión enviadas desde la cárcel donde se refiere a Rafael Vidal como "el viejo". Ahí asegura que la misma niña le pidió a él que la protegiera.

Por Jaime Liencura

Que el abuelo de Emmelyn quería matarla no sólo a ella, sino que también a él. Eso es lo que dice en su carta José Manuel Navarro (31), presunto secuestrador de la menor que en febrero pasó al menos ocho días con la menor escondido en un bosque de Licantén, en la Región del Maule.

A través de una carta de 8 carillas de extensión y enviada desde el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Rancagua, el detenido por el caso justifica sus acciones indicando que incluso habría sido la misma menor quien le habría pedido ayuda.

"No fue que yo me haya querido llevar a esta menor, muy por el contrario, ella es quien me solicita mi protección, ya que el abuelo la quería matar”, dice parte de la misiva, según indica La Tercera.

Problemas de drogas

Según Navarro, el intento de asesinato en su contra la menor se habría gestado luego que la misma niña manifestara que iba a acusar a su abuelo, Rafael Vidal, de tráfico de drogas.

El abuelo, al negarse esta posibilidad, pensó en asesinar a la menor según la versión de Navarro.

"Antes de que yo golpeara a Rafael tuvimos una discusión, la cual terminamos a combos. 'El viejo' me pegó en la sien y en la boca del estómago. Yo le pego unas patadas y combos, pero este saca una corta pluma y me proporciona un corte. Tras ello, 'el viejo' enfurecido viene, toma la pala con ganas de decapitar a la niña, de lo cual yo me percato, reaccionó, recojo el chuzo y lo golpeo, no con la intención de matarlo, sino de noquearlo", se defiende Navarro.

Es más, asegura que el hoyo que habían cavado fue parte de un plan del propio abuelo tanto para enterrar a Emmelyn y a él juntos.

Prometió cuidarla

Para escapar con la menor, le prometió a la niña protegerla sin causarle ningún tipo de daño. Algo que justifica con lo que habría ocurrido al momento que se entregó.

Tras pasar siete noches escondido, Navarro llegó a casa de su hermana, donde también estaban otros familiares suyos. "Le preguntan a la niña si yo la habría tocado o abusado y esta responde que no. Le dice 'él me está cuidando', yo le digo a mi hermana que llame a alguien de su confianza o si no, no me iba a entregar", sentencia.

Con ello, descarta las acusaciones de abuso sexual contra la menor, un dato que habría obtenido el Servicio Médico Legal tras un peritaje a la menor.

Es más, apunta sus dardos directamente en contra del fiscal Mauricio Richards. Dice que él estaría intentando "manipular" a Emmelyn.

"El fiscal Richards estaría sometiendo a la niña a un juego mental en Concepción con sicólogos y siquiatras. Está jugando sucio", indica la carta.

Cabe mencionar que Navarro será reformalizado el próximo 18 de mayo, donde incluirán el delito sexual en su contra.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo