"Pago Oportuno": la iniciativa que busca que grandes empresas paguen a las pymes en un máximo de 60 días

Medida incluye también al sector público, el que tendrá más plazo para adaptarse.

Por Publimetro

Ha sido una legítima demanda que por mucho tiempo el mundo emprendedor ha levantado: la injusticia que significa que las empresas grandes no cumplan en el pago en fechas razonables a los emprendedores y pequeños empresarios.

Este tema es parte de la agenda propyme que presentó este miércoles el Gobierno, cuyo elemento principal es una serie de indicaciones que serán incorporadas al proyecto de Ley "Pago Oportuno".

"Vamos a acotar los pagos de las facturas a 60 días. Y, a partir de ese día 60, comenzará a devengar intereses a favor del emisor de la boleta", explicó el Presidente Sebastián Piñera en la actividad en la que estuvo acompañado de gremios representantes de los emprendedores.

El sector público también se incluye en esta iniciativa, aunque el Mandatario aclaró que "va a tener un plazo de tres años para adaptarse a esta ley, y ello incluye a los servicios de salud, la Central Nacional de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud y municipalidades".

El Jefe de Estado remarcó que hoy muchas pymes son víctimas del pago tardío y "eso les quita el oxígeno, que en el caso de las empresas es el financiamiento, y la capacidad de crecer y desarrollarse y eso es malo para nuestro país".

Por su parte, el ministro de Economía, José Ramón Valente destacó que “para que realmente la cancha sea pareja, necesitamos que el financiamiento para los emprendedores y las pequeñas empresas sea atractivo, a plazos definidos y a tasas convenientes”. En ese sentido, afirmó que con los anuncios “nos estamos haciendo cargo de una promesa que por décadas han esperado nuestras pequeñas y medianas empresas”.

Además, esta nueva normativa incluye otras medidas propyme:

  1. Establecer la obligación de la emisión electrónica de la guía de despacho.
  2. Limitación al cambio del valor original de la factura, una vez aceptada por parte del comprador. Después de 8 días de aceptada la factura, no se van a aceptar notas de crédito y se buscarán otros mecanismos si hay que hacer compensaciones. Esto dará certeza en el plazo y monto de la factura.
  3. A partir del día convenido, y no más de 60 días máximo, la factura devengará intereses y se incorporará en la deuda de la empresa.
  4. El uso del IVA crédito fiscal sólo será posible después del pago de la factura.
  5. Se generará información pública sobre el comportamiento de pago de empresas, de forma de que aquellas que pagan en forma oportuna se vean reconocidas por la ciudadanía.
  6. Se modificarán las condiciones para la entrega del sello ProPyme.

Piñera afirmó que “si se lograra una rebaja de 20 días en el plazo del pago, esto significaría un alivio financiero de más de 80 millones de dólares para las pequeñas y medianas empresas”.

Una de las que estuvo presente en la presentación de estas novedades legislativas es Alejandra Mustakis, presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), quien valoró las medidas anunciadas. "El financiamiento es una de las complejidades más grandes para los emprendedores, pero cuando uno ya logra vender, el que no te paguen es quedarse sin caja", subrayó.

Pese a ello, y tal como señalaron en su última cumbre realizada la semana pasada, la meta de este gremio es acortar aún más el plazo."Uno siempre como buen emprendedor sueña con el mejor de los mundos y el mejor de los escenarios hubiese sido con 30 (días), pero en general todas las medidas son muy buenas, mejores de las que esperábamos".

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo