Meteorólogos analizan alarmante déficit del 96% de lluvias en Santiago: no estaríamos lejos de quedar sin nada de agua

Se trata de un fenómeno inusual que mantiene encendidas las alertas. A la baja cantidad de agua caída se suma la poca nieve que hay en la cordillera, lo que empeora el panorama.

Por Jaime Liencura

Junten agua: en el futuro podríamos no tener más. Así de crítico se ve el futuro en Santiago, si es que la falta de lluvias se transforma en una constante.

Las alarmas están encendidas porque a la fecha ha caído sólo 1,7 ml de agua. Lo normal sería tener 43,6 ml por lo que el déficit actual es de 96%.

"Estamos con un carencia importante, sobre todo considerando que el año pasado a esta fecha ya teníamos acumulado 36,8 ml", precisa Luis Salazar, del Centro Nacional de Análisis de la Dirección Meteorológica de Chile.

El problema está en que advierte que "vamos a estar con un déficit importante por lo menos hasta junio. Es más, de aquí a cinco días no se prevén lluvias", sostiene.

Pero Santiago no es la única zona con déficit: según Meteorología, hay bajas precipitaciones desde Huintil, al sur de la Región de Coquimbo, hasta Bulnes, en la provincia del Ñuble.

Día sin agua

Índice de bajas lluvias que preocupa a los meteorólogos Captura de pantalla / Meteochile.cl

A principios de esta año Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, despertó la preocupación del resto del mundo por estar al borde del "Día Cero", una fecha en que nadie de ahí iba a tener agua. Pese a que se pudo revertir en parte esta situación. ¿Estamos los chilenos cerca de quedarnos de ello?

La meteoróloga Michelle Adam no lo duda. "De aquí a unos años más si vamos a estar en una situación crítica. No como para tener un 'Día sin Agua' de aquí a cinco años, pero sí de aquí a 50 años, que no es tanto", advierte.

Según ella lo peligroso está no sólo en el déficit de lluvia, sino que además no somos capaces de aprovechar el agua cuando esta cae. "Lo que necesitamos es nieve porque eso mantiene el agua. Eso no ha ocurrido. Uno cruza hacia Argentina y te das cuenta que la cordillera está seca", indica.

Agrega que "cada año los eventos meteorológicos van dejando mucha agua en un período más corto de tiempo. El agua que cae ahí se pierde porque no tenemos piscinas o embalses donde se acumule: no tenemos una buena planificación para acumular agua. Si viene mucha lluvia en pocos días lo que pasa es que el agua escurre y la perdemos".

Calidad del aire

Por otra parte, como no hay lluvias, el esmog en Santiago se mantiene ahí. Para la meteoróloga hay dos recomendaciones clave: evitar la actividad física y generar conciencia en la población para no usar calefacción a leña.

Sobre esto último, indica que "una cosa trae la otra, como no hay precipitación, hace frío y cuando bajan las temperaturas, no tenemos mucho ingreso de viento lo que influye en que haya más contaminación. Si a eso le agregamos que la calefacción con estufas a leña aún está presente, aumentamos la contaminación".

"Por nuestra geografía, ocurre que si nosotros encendemos una estufa a leña en La Reina, la circulación del aire se lleva toda esa contaminación a Pudahuel, Maipú y otras comunas del sector poniente", agrega.

Por eso, para ella, la recomendación absoluta es a preferir otro tipo de calefacción.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo