Abuelos maternos de niña de Licantén quedaron en prisión preventiva por tráfico

Previamente, en el mismo tribunal, José Navarro Labbé fue reformalizado por la fiscalía como autor de abuso sexual de menor de edad.

Por Aton

En prisión preventiva quedaron cuatro de los siete detenidos en Licantén por tráfico de drogas, entre ellos los abuelos maternos y otros familiares de la niña que estuvo desaparecida durante una semana a manos de José Navarro Labbé.

La audiencia se realizó ayer en la tarde en el Juzgado de Letras y Garantía de Lincantén, donde la Fiscalía Regional del Maule formalizó a Luis Vidal, el abuelo que recibió un golpe de pala en la cabeza de parte de Navarro, y su esposa Norma Herrera, la abuela materna.

Además, fueron formalizados M.A.V.H., R.A.P.V., A.E.P.V., J.R.G.R. y V.C.V.H., algunos de ellos también familiares de la niña, incluyendo un tío que fue sorprendido con más de 100 gramos de cocaína. Los abuelos maternos, en tanto, mantenían en su poder 9 kilos de marihuana.

El juez Marcial Taborga decretó la prisión preventiva de los abuelos de la niña, como también de M.A.V.H. y R.A.P.V. por considerar que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

En tanto, A.E.P.V. quedó con arraigo nacional y reclusión domiciliaria nocturna; J.R.G.R. con arresto domiciliario total y V.C.V.H. con arresto domiciliario nocturno. Asimismo, fijó en 60 días el plazo de investigación.

En el caso de las imputadas J.R.G.R y V.C.V.H, la fiscalía apeló verbalmente por la resolución del magistrado que denegó dejarlas sujetas a prisión preventiva, por lo que su situación será resuelta hoy por la Corte de Apelaciones de Talca, por lo cual seguirán detenidas.

Previamente, en el mismo tribunal, José Navarro Labbé fue reformalizado por la fiscalía como autor de abuso sexual de menor de edad, delito que se suma a los de sustracción de menor y lesiones graves, cometidos a principios de febrero pasado.

En la audiencia, el magistrado Taborga ordenó que Navarro Labbé continúe en prisión preventiva en la cárcel de Rancagua, por considerar que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

Asimismo, el juez acogió la solicitud del ente persecutor y amplió en 120 días el plazo de investigación de la causa, y autorizó la realización de diversos peritajes al imputado.

Además, fijó para el próximo viernes 25 de mayo, audiencia de declaración judicial de Navarro Labbé, quien niega todos los cargos y afirma que se llevó a la niña para protegerla de su abuelo, al que supuestamente la niña quería denunciar por el tráfico de drogas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo