No atendió a la prensa como lo había prometido: obispo de Rancagua declaró como testigo ante Fiscalía

La diócesis de Rancagua informó la suspensión de 14 sacerdotes involucrados en presuntos delitos sexuales, medida adoptada tras un nuevo escándalo que sacude a la Iglesia Católica chilena.

Por ATON

El obispo de Rancagua, Alejandro Goic, llegó este miércoles hasta la Fiscalía de la Región de O'Higgins para declarar en calidad de testigo, en el marco de la investigación por supuestos abusos sexuales que recaen sobre sacerdotes de la diócesis que encabeza.

Junto a su abogado, el sacerdote arribó cerca de las 15:00 horas para reunirse con el persecutor Sergio Pérez, de la Unidad de Alta Complejidad, a cargo de las pericias iniciadas el 23 de marzo.

Los hechos suceden luego que la diócesis de Rancagua informara la suspensión de 14 sacerdotes involucrados en presuntos delitos sexuales, medida adoptada tras un nuevo escándalo que sacude a la Iglesia Católica chilena.

Según reveló T13, los curas que pertenecerían a una cofradía llamada "La Familia" habrían incurrido en conductas impropias, que incluyeron el envío de imágenes de contenido sexual, de parte del párroco de Paredones, Luis Rubio.

Así, y luego de más de tres horas de declaración, el administrador apostólico de Rancagua, se retiró de la fiscalía local a las 18.30 horas, sin dirigirse a la prensa (como estaba agendado) y en medio de un fuerte contingente policial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo