Caso Licantén: Navarro ahora acusa a la mamá de la menor de "saber" sobre tráfico de drogas y abusos

A través de un documento escrito desde la Cárcel de Rancagua, el principal sospechoso del secuestro acusa al abuelo de la niña de ser el verdadero "malo". No descarta la responsabilidad de la progenitora de la pequeña.

Por Jaime Liencura

Como si fuera el guión de una teleserie. Eso es lo que parece la historia del presunto secuestro de una menor de 11 años en Licantén, registrado en febrero pasado y que ha involucrado la tesis del “rescate” de una menor ante un contexto de drogadicción. Eso es al menos lo que dice el acusado, José Manuel Navarro (31), quien durante esta jornada relatará “su verdad” ante el Juzgado de Garantía de esa ciudad.

Pese a ello, ya se conoció una carta que escribió el presunto secuestrador donde acusaba al abuelo de la niña, Rafael Vidal, de estar vinculado al narcotráfico. Es más, indicó que “el viejo” -como se refería originalmente a él- pretendía matar a la pequeña y a él. Por eso, según Navarro, habría escapado con la chica de 11 años a los bosques de Licantén: para protegerla.

Ahora, de todas formas, reveló otra arista: que la misma madre de la niña también conocía de la situación de violencia y drogas en la que vivía la pequeña.

A través de una nueva carta publicada por La Tercera, indicó que “todo esto lo mantuvieron en secreto de familia, pero ahora que están encerrados me atrevo a revelar”.

No obstante, no le echa toda la culpa. Asegura que Rafael Vidal también la habría tenido amenazada con el objetivo que no hiciera nada para proteger a la niña. Eso lo destacó como “dato importante”.

El verdadero “malo” según Navarro

Según la versión del presunto secuestrador, el verdadero “malo” de todo es Vidal, quien habría detonado el escape de él junto con la menor.

“Yo, señores, no arranqué de los efectivos policiales, sino de la pandilla de don Rafael”, expresó.

Cabe precisar que el abuelo de la niña, junto a otros familiares de la menor, terminaron en prisión preventiva la semana pasada luego que la Brigada Antinarcóticos de la PDI los descubriera con al menos 8 kilos de droga, justo cuando investigaba una banda dedicada al tráfico.

El episodio se dio después que Navarro publicara la carta diciendo que ellos eran narcos. Por eso, acusa haber recibido amenazas de parte de supuestos cercanos a esa persona en la misma Cárcel de Rancagua.

También acusa a la Fiscalía

Pero no es lo único, también apunta sus dardos contra el Ministerio Público. “¿Qué me garantiza que la Fiscalía no está jugando sucio? El fiscal me reformaliza hoy y hace dos semanas la PDI incautó mi ropa, ¿para qué la incautaron ahora? Supuestamente ahora encontraron residuos míos después de tres meses. ¿A quién está protegiendo la Fiscalía?”, señaló el investigado.

Cabe mencionar que la versión de “su verdad” serán oídas por los magistrados durante la jornada de este viernes, cerca del mediodía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo