Altos, inteligentes, de piel clara y ojos azules: así son los espermatozoides que mandan a pedir las chilenas al extranjero

El valor aproximado de una muestra es de 800 mil pesos. Consultamos a una doctora de una reconocida clínica de fertilidad. Las chilenas optan en su mayoría por un perfil europeo.

Por Consuelo Rehbein

En Chile, hay tres centros que ofrecen el servicio de inseminación artificial con donantes. Todos trabajan con donantes internacionales, incluso la Unidad de Reproducción del Instituto de Investigaciones Materno Infantil (Idimi) del Hospital San Borja Arriarán.

El valor de una muestra de esperma, traída del extranjero, es de aproximadamente 800 mil pesos chilenos. Eso sin considerar la atención médica, evaluaciones, inseminación en si misma y otros procedimientos asociados, los que se consideran caso a caso. ¿Qué buscan las chilenas a la hora de elegir a un donante de esperma?

El espermio ideal

rubio La especialista señala que las chilenas encargan donantes "altos, rubios y de ojos azules" para concebir a sus hijos. / Getty

Conversamos con la ginecóloga de la Universidad de Chile y master en medicina reproductiva, Rose Marie Meier.

La especialista trabaja en una de las instituciones que otorgan este servicio: la Clínica Ivi.

"El perfil más solicitado corresponde a hombre altos, de piel clara, de ojos azules y con un buen nivel de estudios", señaló a Publimetro.

La doctora relata que en Clínica Ivi trabajan con dos bancos de espermas: el Cryobank de California, Estados Unidos; y el European Sperm Bank de Dinamarca. "Pero el perfil que solicitan como donante de esperma, también depende del caso que estemos atendiendo", agregó.

Tipos de casos

sperm Muchas parejas tienen problemas para concebir y por eso acuden a estos tratamientos. / Getty

Esto, pues según la especialista habrían tres tipos de casos que se acercan a la clínica solicitando inseminación artificial.

El primero responde a parejas heterosexuales donde el hombre, por alguna patología en específico o cáncer no pueden concebir hijos.

"Generalmente en esos casos, la pareja busca un donante que se parezca a la pareja. En el banco de Estados Unidos podemos encontrar perfiles con rasgos más latinos", explica la doctora Meier.

El segundo caso corresponde a parejas de lesbianas.

"Al no contar con espermas, por razones biológicas obvias, estas parejas acuden a la clínica. Sin embargo, en sus casos no se preocupan tanto del parecido del niño con algún familiar", añade.

Fenómeno reciente

El tercer tipo de caso, responde a un fenómeno reciente. Según la especialista, en los últimos años ha crecido el interés de mujeres mayores de 35 años, solteras y con un buen pasar económico por optar por estos tratamientos.

tratamiento El tratamiento considera una serie de exámenes, procedimientos y seguimiento médico hasta constatar el estado de embarazo. / Getty

"Llegan a la consulta, muy seguras de la decisión y con una vida armada. Simplemente quieren ser madres, sin importar si tienen pareja o no. Ellas llegan, nos cuentan cuales son los rasgos que andan buscando y listo", relata Meier.

Este sería el tipo de caso que más busca rasgos especiales en los donantes. "Las páginas de los bancos permiten elegir varios factores. Por ejemplo, se puede seleccionar: altura, peso, color de ojos, tono de piel, color de pelo, nivel de estudios, área de estudios, gustos e incluso se pueden escuchar grabaciones de la voz del donante", señala la profesional.

El procedimiento

Sobre cuánto demora el procedimiento, la especialista señala que, al menos en la Clínica Ivi, tienen disponibles las muestras de forma inmediata.

Alrededor de 800 mil pesos puede llegar a costar una muestra de semen para realizar el procedimiento

"No es que tengamos que mandarla a pedir a los bancos internacionales, nosotros ya tenemos un stock de ellos acá en la clínica. La paciente nos señala qué es lo que anda buscando, y en base a eso, le asignamos su muestra", explicó.

Ojo con la edad

Sobre el momento idóneo para realizar este tipo de tratamientos, la especialista señala que la clínica se preocupa de hacer todos los exámenes y seguimiento necesario para una fertilización exitosa.

Sin embargo, un estudio realizado por la misma clínica con data de entre 2013 y 2016 señala que mientras antes mejor, ya que concluyeron que el 60% de los embriones fecundados vitro  en mujeres de más de 39 años, poseen defectos geénticos.

Pese a aquello, el procedimiento es bastante seguro, porque la fecundación in vitro permite hacer un seguimiento del proceso mismo. Seleccionar el espermatozoide que hará la fecundación, y una vez que todo esté listo, se transfiere el embrión a la madre.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo