Transantiago: 45,2% valida la evasión como protesta por mal servicio pero 66% está de acuerdo con el torniquete

Un estudio realizado por el Ministerio de Transportes demostró que pese a que una mayoría ve la evasión como un problema, casi la mitad de los consultados la justifica. Por otra parte, sorprende el alto número de personas que acepta el uso de torniquetes.

Por Jaime Liencura

Desde sus inicios, la evasión ha sido el principal "lomo de toro" del Transantiago. Por es, desde Transportes hicieron un estudio cuyos resultados se conocieron por estos días. ¿Cifras? 45,2% considera que no pagar “es una acción válida de protesta por el mal servicio”.

Realizado entre el 20 de octubre y el 11 de noviembre del año pasado, y con consulta a 1.030 usuarios, la muestra reveló que la mayoría ve la evasión con malos ojos: 87,5% dice que es un problema importante para el sistema; 69,1% afirma que no pagar es “cometer un acto deshonesto” y 61,2% cree que no validar es dañar “a los otros pasajeros”.

Pero también hay otras visiones: 59,2% indica que no pagar "es una acción aceptable en algunas ocasiones" mientras que un 45,2% indica que esto "es válido como acto de protesta".

Consultado por esto, Eduardo Castro, director (S) de Transporte Público Metropolitano indicó que el trabajo para disminuir los índices de evasión "se enfoca en fortalecer y mejorar el control del acceso, con nuevas zonas pagas, mayor número de validadores, realizar más fiscalizaciones masivas y aplicación de la nueva Ley de Evasión", entre otras. Asimismo adelanta que habrá más beneficios para quienes validan su Bip!

Torniquete

Sobre el torniquete también hay novedades: 66% está “de acuerdo” o “muy de acuerdo” en que son necesarios para reducir la evasión, 54,5% está “de acuerdo” o “muy de acuerdo” en que son efectivos para ello y 51,7% los acepta en buses.

"Existe un consenso general que este instrumento ayuda a aumentar los niveles de pago" dice Castro. Agrega que en análisis vía focus grups "son los propios usuarios quienes lo reconocen como una herramienta que permite remarcar el acto de no pago, cuando una persona trata de ingresar a un bus sin validar".

Por último, el estudio indica que hay un 81% está muy de acuerdo en que los torniquetes “no están hechos para todas las personas” y un 90,7% los considera “incómodos”.

Respecto a esta materia, Castro anuncia que buscan rediseñarlos "con el fin de buscar no sólo un tránsito más expedito de pasajeros, sino que también, como una fórmula para acelerar la salida de los buses desde un punto de parada".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo